Chatea con nosotros, impulsado por LiveChat

Agua al Paraná: Abrirán compuertas de Yacyretá para que las barcazas agrícolas lleguen de Paraguay a Rosario

Novedades Por Universidad Nacional del Litoral
yacyreta-compuertas

Por un acuerdo con Paraguay y Brasil, la hidroeléctrica realizará la cuarta operación de "ventana de navegación" en lo que va de la bajante. Será un drenaje controlado y temporario de agua para que las embarcaciones sorteen los puntos críticos a la altura de Corrientes

La represa hidroeléctrica Yacyretá, gestionada entre la Argentina y Paraguay, anunció una apertura parcial de sus compuertas para garantizar la navegabilidad de barcazas que transportan la producción cerealera desde el país vecino hasta los puertos de la región de Rosario para su posterior salida al mar. Será una descarga de agua contenida que permitirá a esas embarcaciones de bajo calado sortear en el Paraná, en bajante sostenida desde hace dos años, los puntos críticos ubicados en jurisdicción de Corrientes. Funcionarios nacionales aclararon que en las costas santafesinas casi no se notarán cambios en el nivel del río.

La operación de apertura parcial de compuertas se denomina “ventana de navegación”, será la cuarta de su tipo en lo que va de la bajante extrema del Paraná y por un período corto de tiempo. “La medida no va a generar un gran cambio en el nivel en general del río, y el crecimiento durará muy pocos días. En la ciudad de Santa Fe se va a notar muy poco y en Rosario será casi nulo”, aclaró el subsecretario de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas de la Nación, Gustavo Villa Uría.

El funcionario explicó que el aumento de los caudales aguas arriba “va a garantizar la navegación de barcazas hasta Confluencia, en Corrientes, que es hasta donde ocurre el mayor inconveniente por la escasa profundidad del río”.


Uría detalló que “se trata sólo de una apertura en forma parcial” de las compuertas como resultado de un acuerdo con Paraguay y Brasil. Ello, dijo, para “transportar la producción cerealera hacia los puertos de Rosario”. Los beneficios transitorios incluirán, además de la navegabilidad, la generación de energía.

La decisión se da en el marco de expectativas desfavorables respecto de la normalización de caudales y niveles en la cuenca del Paraná. “Seguimos siendo dependientes muy fuertemente de las lluvias, y no están ocurriendo. El panorama no presenta señales de cambio al menos hasta fin de año”, señaló al respecto el subsecretario nacional.

La página oficial del Ente Binacional Yacyretá (EBY) informó que “la ventana de navegación prevé el movimiento –subida y bajada– de convoyes y niveles en el Puerto de Ituzaingó… suficiente para que dichos convoyes atraviesen los pasos críticos identificados en el río Paraná”. La entidad publicó la estimación de los caudales previstos en la operación de “ventana de navegación”.

En coincidencia con las previsiones de continuidad de la bajante mencionadas por el subsecretario de Obras Hidráulicas Uría, el EBY estima un escenario similar, y también hasta fin de año. El informe está desglosado por biestres y trimestres, y no es alentador:

El pronóstico de precipitación en la cuenca del río Paraná, con datos de los servicios meteorológicos de Argentina, Brasil y Paraguay, indica:

Bimestre febrero-marzo: en la mayor parte de la cuenca alta no se tiene señal climática clara por lo que se prevé igual probabilidad de ocurrencia de precipitación normal, superior o inferior a la normal. En la cuenca inferior, la tendencia marca mayor probabilidad de ocurrencia de precipitación inferior a la normal (40%).

Bimestre marzo-abril: en la mayor parte de la cuenca se prevé mayor probabilidad de ocurrencia de precipitación inferior a la normal, (40 a 45%).

Trimestre abril-mayo-junio: en la mayor parte de la cuenca no se tiene señal climática clara por lo que se prevé igual probabilidad de ocurrencia de precipitación superior o inferior a la normal,
Trimestre mayo-junio-julio: en la mayor parte de la cuenca alta se prevé probabilidad de ocurrencia de precipitación inferior a la normal (40%). En la cuenca inferior alta no se tiene señal climática clara por lo que se prevé igual probabilidad de ocurrencia de precipitación normal, superior o inferior a la normal.stimación del Instituto Nacional del Agua del 16 de febrero.

Te puede interesar