Crece al apoyo internacional a CFK y la democracia argentina

Mundo Por Destape
presidentes-america

Tras el ataque a la vicepresidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner, las voces internacionales que repudian el atentado, se solidarizan con la dirigenta y piden defender la democracia siguen llegando este viernes. A los ex presidentes de la región Evo Morales, Luiz Inácio Lula da Silva y Rafael Correa, se sumaron en las últimas horas con pedidos por justicia y solidaridades los mandatarios Xiomara Castro, Luis Lacalle Pou, Mario Abdo Benítez y Gustavo Petro.

Desde Brasil, el ataque generó muchas reacciones. Por un lado, el presidente Jair Bolsonaro, -que sufrió un atentado en el marco de su campaña presidencial, en 2018- relativizó la importancia y declaró: “El agresor, menos mal que no sabía usar armas. Si supiese, tendría éxito en el intento”. El favorito para ganarle en las elecciones de octubre próximo y ex mandatario, Luiz Inácio Lula da Silva, en cambio, llamó por teléfono a CFK para expresarle lo que ya le había escrito anoche por Twitter: toda su solidaridad. 

La noticia sobre el intento de magnicidio sucedido en la noche del jueves contra CFK recorrió los medios del mundo, por lo que desde esta mañana las repercusiones internacionales continuaron en llamados a condenar los discursos de odio a nivel internacional en pos de sostener los procesos democráticos. Además de las voces latinoamericanas, este viernes se sumaron las de los gobiernos de Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y el papa Francisco.

El único que marcó una diferencia en ese sentido, fue Bolsonaro, que dio a conocer su posición de los hechos en un acto de campaña que se llevó a cabo esta mañana en el Río Grande do Sul, estado fronterizo con Argentina. Según reportó el periodista de Telesur, Nacho Lemus, al ser consultado por la prensa sobre el intento de asesinato contra CFK, el presidente brasileño, declaró: "Ya mandé una notita. Lo lamento. Ahora, cuando fui acuchillado, hubo gente que vibró. Lo lamento, ya hay gente que quiere colocar en mi cuenta ese problema. Y el agresor, menos mal que no sabía usar armas. Si supiese, tendría éxito en el intento".

"Que se investigue todo en Argentina. Lamentamos el episodio. Y que se investigue, a diferencia de lo que hicieron conmigo en 2018. Que, dadas todas las evidencias, de que él fue ordenado a acuchillarme, hubo una presión enorme para que la investigación no avanzase", reclamó.

Por su parte, la ex presidenta brasileña, Dilma Rousseff -víctima de un golpe de Estado parlamentario, en 2016-, se expresó a través de un hilo de Twitter en el que manifestó su deseo para que Brasil y América Latina “superen esta situación y retomen el camino de la paz y de la estabilidad”.

“El atentado contra la vida de Cristina Kirchner por un brasileño armado merece el repudio del mundo entero. El odio político y la violencia de índole fascista, alentados por políticos extremistas son una amenaza para la democracia en América Latina”, escribió y se solidarizó también con el presidente Alberto Fernández.

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, condenó “enérgicamente” el intento de asesinato y envió un mensaje de respaldo tanto para CFK como para el pueblo argentino. 

Para el presidente colombiano, Gustavo Petro, lo sucedido es el resultado del “sectarismo que se convierte en violencia”. Además, consideró que “se ha convertido en práctica latinoamericana pensar que la política es la eliminación física o jurídica del adversaroi, tal práctica es puro fascismo. La política debe ser libertad”, dijo y compartió un tuit del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. 

"La violencia nunca, nunca puede ser tolerada bajo ningún concepto”, sentenció por su parte el presidente del Uruguay, Luis Lacalle Pou. 

Por su parte, el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, habló en la conferencia mañanera diaria. Allí, compartió una carta al presidente, Alberto Fernández, que le envió hace dos días: “Estas actuando muy bien defendiendo a Cristina. Nunca se debe abandonar a una compañera o compañero de pensamiento y lucha aunque existan discrepancias, porque no sólo es un acto de deslealtad, sino un grave error pensar que los verdaderos adversarios, los conservadores representan algo bueno para la mayoría de nuestros pueblos es una garantía que en este trance tu estés como presidente de Argentina”.

Desde Paraguay, el presidente Mario Abdo Benítez, se sumó a las voces que “repudian la violencia” además de exigir justicia para el esclarecimiento de los hechos que aún se investigan.

El presidente de España, Pedro Sánchez, expresó su cariño para con la vicepresidenta además de repudiar lo sucedido. 

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Políticas de Seguridad, Josep Borrel, fue el encargado de dar a conocer la posición de los países nueclados en el bloque: “Todo el apoyo de la UE al pueblo argentino para combatir el odio y la violencia, que no tienen cabida en nuestras sociedades democráticas”. 

Por parte de Estados Unidos, el secretario de Estado, Antony Blinken; así como el embajador Marc Stanley, se sumaron a los llamados por la paz, "contra la violencia, el extremismo y el odio en todas partes". 

El papa Francisco envió esta mañana un telegrama Cristina Kirchner, en el que expresó su "solidaridad y cercanía en este delicado momento" tras el atentado que sufrió anoche en la puerta de su domicilio. Según supo El Destape, el Sumo Pontífice también se comunicó telefónicamente con la vicepresidenta para expresarle su solidaridad.

"Habiendo recibido la preocupante noticia del atentado que vuestra excelencia sufrió en la tarde de ayer, deseo expresarle mi solidaridad y cercanía en este delicado momento", dijo la misiva del papa argentino, a la que accedió Télam, y agregó: "Rezo para que en la querida Argentina prevalezcan siempre la armonía social y el respeto de los valores democráticos, contra todo tipo de violencia y agresión".

El Gobierno ruso también se sumó al repudio internacional. El vocero de la Presidencia, Dmitri Peskov, condenó el atentado contra la Vicepresidencia y agregó: "Gracias a Dios que no hubo una tragedia".

Asimismo, desde la sede principal de la ONU en Nueva York, el titular de la organización condenó el ataque.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, "condena esta violencia y expresa su solidaridad a la vicepresidenta, al Gobierno y al pueblo de Argentina", aseguró su vocera, Eri Kaneko, quien además agregó que el diplomático está "impactado" por el atentado contra CFK.

Te puede interesar