Bienvenidos a RosarioNet

Noticias...

Se desploma la industria metalurgica por la caída de la demanda en Rosario y zona

Negocios & Empresas AIM
metalurgica-rosario

El 80% de las ramas metalúrgicas presentó caídas interanuales, como consecuencia de la caída de la demanda. 
La actividad de la industria metalúrgica de Rosario cayó 20% en el primer trimestre del año aunque varios de los sectores que integran ese complejo registraron derrumbes del orden del 40%. Así lo indicó la Asociación de Industriales Metalúrgicos (AIM) en su último reporte. Los dirigentes de la entidad no ven un rebote de la producción en los próximos tres a seis meses.

La entidad que agrupa a los industriales metalúrgicos de la ciudad mostró su preocupación por el combo de la caída de la demanda, altos costos logísticos, de provisión de insumos, y de energía, en la actividad que tiene mucho peso en Rosario. “Aunque hay problemas, las empresas resisten hasta último momento desprenderse de sus trabajadores”, explicó Rafael Catalano, secretario general de AIM y titular de establecimientos metalúrgicos Catalano.
 Luis Campos: "La reforma laboral busca volver al siglo XIX"
 Cartelera económica: se abre el debate sobre la hidrovía y el cambio climático
 
Una comparación interesante es que desde el máximo alcanzado en septiembre de 2023, el la construcción perdió al mes de marzo 87.700 trabajadores en todo el país, mientras que la industria metalmecánica perdió 4.900.

Roberto Cristiá, presidente de la entidad, señaló que ante la caída del mercado muchas empresas y para no tener capacidad ociosa, hay empresas que comenzaron a fabricar productos que no tienen que ver estrictamente con su especialización. Tal el caso de fabricantes de electrodomésticos que incorporaron la producción de tablas de planchar. En otras situaciones, se orientan a la producción de bienes para el agro o de algún sector que muestre mayor dinamismo.
Es que la industria metalúrgica, en sus distintas ramas, articula con la demanda de múltiples sectores. De esos “clientes”, solo el agro y minería presentaron indicadores de expansión en el primer cuatrimestre. En cambio, bajaron fuerte la industria siderúrgica (-34,8%), la construcción (-23,3%) y la producción de autos (-21,7%).

El resultado es que el 80% de las ramas metalúrgicas presentó caídas interanuales. En Rosario, la producción de metales, productos de metal y maquinaria cayó un 42,7%, la de vehículos y equipo de transporte disminuyó un 36,9%, mientras que la de componentes electrónicos y equipo eléctrico presentó una baja de 38,2% respecto al mismo mes del año anterior.

“Un conjunto de indicadores sectoriales, directos e indirectos, elaborados e identificados por AIM revelan una fuerte caída de la producción metalúrgica en la ciudad de Rosario, al menos desde diciembre de 2023 y hasta el presente, como resultado de una importante disminución de la demanda interna, la paralización de la obra pública nacional y los mayores costos de producción”, señaló la asociación.

Estos indicadores acompañan a los de la caída de actividad en Santa Fe, que cayó 31,7% en el primer cuatrimestre. Al interior del complejo, en abril de 2024, se observaron los siguientes resultados: fundición (-11,8%); productos metálicos p/uso estructural (+8,9%); otros productos de metal y servicios de trabajo (-28,1%); maquinaria de uso general (-9,7%); maquinaria agropecuaria (-36,5%); maquinaria de uso especial (-4,3%); aparatos de uso doméstico (-41,0%); equipos y aparatos eléctricos (-28,0%); carrocerías y remolques (-32,1%); autopartes (-0,9%), y motos (-0,9%).

“Las empresas se han tecnificado, en AIM hay un plan estratégico para avanzar en la industria 4.0, pero a nivel oficial hoy se hace poca política industrial”, señaló Cristiá, quien además advirtió sobre el impacto que tendrá para las pymes el Régimen de Incentivo a la Grandes Inversiones (Rigi), que otorga fuertes ventajas fiscales, cambiarias y legales a grandes empresas que pueden fácilmente quedarse con el mercado de las pymes. “El Rigi es una segunda Forestal”, subrayó el presidente de AIM al recordar la historia del enclave que la compañía inglesa creó y cerró en el Norte santafesino a principios del siglo pasado.

Los industriales rosarinos confían que, en el diálogo establecido a través de las entidades nacionales, como la UIA, se pueda construir “una ley pyme que compense estas desventajas y brinde mejores condiciones a las pequeñas y medianas industrias, que son las que crean más empleo”, señaló Catalano.

Por lo pronto, aspiran a que desde el gobierno provincial se impulse una iniciativa para convertir en permanente la exención de Ingresos Brutos para las pymes.

La recesión en Santa Fe
La actividad económica de Santa Fe cayó 7,8% interanual en abril, mientras que casi no presentó variaciones respecto de marzo. Así lo indicó el informe que mensualmente difunde el centro de estudios de la Bolsa de Comercio de la capital de la provincia.

En el mes en estudio, cuatro de los ocho indicadores considerados en el Indice Compuesto de la Actividad de Santa Fe (Icasfe) registraron variaciones mensuales positivas y cuatro negativas. En la comparación interanual, sólo se incrementó levemente el nivel de empleo formal.

Las series con variaciones mensuales positivas fueron: demanda laboral, 3,3%; patentamiento de vehículos, 3,1%; recursos tributarios, 2,0%, y consumo de cemento, 0,8%. Los registros negativos se ubicaron en ventas en supermercados (-0,1%), remuneraciones reales (-0,3%), puestos de trabajo (-0,5%) y producción industrial (-2,3%).

En términos interanuales bajaron las ventas en supermercados (-5%), recursos tributarios (-5,3%), producción industrial (-11,9%), remuneraciones reales (-14,5%), patentamiento de vehículos (-22,4%), consumo de cemento (-35,5%) y demanda laboral (-36,4%).

Los economistas de la Bolsa concluyeron que la variación interanual del Icasfe en abril mostró una leve desaceleración del ritmo de caída anual.

El informe señala que “la recesión actual de la actividad económica provincial, que comenzó en junio de 2022, lleva acumulada una duración total de 23 meses”, con tres etapas diferenciadas: durante los primeros cuatro meses de la fase se acumuló una caída del 1,9%; mientras que entre octubre de 2022 y abril de 2023, se registró una pequeña recuperación. La “ladera más pronunciada” se produjo a partir de mayo de 2023 y hasta febrero de 2024. Durante esa etapa, la caída total acumulada fue de 8%.

“En las dos últimas mediciones se han registrado tasas mensuales prácticamente nulas de manera tal que visualmente se ha configurado un freno en el proceso recesivo. De todas formas, todavía no están dadas las condiciones para asegurar que hemos llegado al piso de la recesión”, aclaró.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

RosarioNet