La Municipalidad y el Concejo Municipal celebraron el 171° aniversario de la declaración de Rosario como ciudad

General Prensa CD
javkin-ciudad

Con un acto protocolar realizado en avenida Diario La Capital al 1300, junto al busto de Justo José de Urquiza, y próximo al Parque que llla Municipalidad de Rosario y el Concejo Municipal celebraron hoy, 5 de agosto en horas de la mañana, el 171° aniversario de la declaración de Rosario como ciudadeva su nombre, .

Participaron del mismo el intendente municipal de Rosario, Pablo Javkin y la presidenta del Concejo Municipal, María Eugenia Schmuck; y el vicepresidente primero, Lisandro Cavatorta. Además se encontraban presentes el coordinador general de gabinete municipal, Rogelio Biazzi; el secretario de Gobierno, Gustavo Zignago; los concejales Ciro Seisas, y Nadia Amalevi, de Arriba Rosario; Julia Irigoitia, y Silvana Teisa, de Todos Hacemos Rosrio; Susana Rueda, de Rosario Progresista; Carlos Cardozo, de Unión PRO-Juntos por el Cambio; el rector de la Universidad Nacional de Rosario, Franco Bartolacci; la historiadora local Alicia Megías; el Dr. Miguel Ángel De Marco (h), miembro de la Junta de Historia de Rosario, distinguido por el Concejo Municipal; integrantes de la mesa interreligiosa por el Bien Común de la UNR; Cuerpo Consular acreditado en la ciudad, y representantes de instituciones y Fuerzas Vivas, entre otros. 
 
Al inicio de la actividad se entonaron las estrofas del himno nacional argentino, en la proximidad de la barranca, de cara al río Paraná, interpretado por Julián Benegas en voz, y Joel Tortul en piano.

Un poco de historia

 Seguidamente la historiadora Megías comenzó con referencias históricas y de época a esta fecha conmemorativa de la “declaración de Rosario como ciudad”.

“La primera cuestión es que habían pasado solo 5 meses de la batalla de Caseros cuando Urquiza triunfó sobre las tropas rosistas y se decide declarar a Rosario ciudad como una cuestión estratégica respecto de las nuevas autoridades del antiguo territorio del Río de la Plata. Fue creada como una alternativa. Cuando lo hicieron, la ciudad de Rosario era un rancherío. Había muchos más ranchos que casas con techos de material, las calles eran irregulares, y había pocos habitantes”, inició.

“Rosario era un lugar poco visitado, donde había aproximadamente 3000 habitantes. Esos fueron el motor de la expansión de la ciudad. En 1851, un año antes de la declaración, pasamos a 23.000 habitantes. La clave fue la llegada vertiginosa de inmigrantes. Rosario prometía prosperidad, progreso, enriquecimiento, estrategias, pero todavía en 1852 no tenía casi nada a pesar de la expansión”, agregó.

“Había muchos astilleros. El transporte de mercadería, de pasajeros, el comercio, todo se hace por el río. Pensemos que en esta época no había ferrocarril, no había carreteras. Todo se hacía por río, y de cara al río”, añadió.

Para resumir, Rosario tenía título de ciudad, pero todavía contaba con poca infraestructura. Megía explicó que, sin embargo, todos se dieron cuenta que había posibilidades de progreso. Ya en 1854 comienza a cobrar fuerza la idea del ferrocarril, el servicio de mensajería que funcionaba donde hoy se encuentra la empresa La Segunda. Comenzaba también a gestarse un polo financiero, y empiezan a abrirse Bancos emisores que financiaron la expansión económica que estaba pensando Urquiza cuando firmó la declaración de Rosario como ciudad.

Palabras del el intendente municipal Pablo Javkin

 El responsable del ejecutivo local inició -tras el saludo inicial- con unas palabras que le dijo el doctor Oscar Bottasso: “Gobernás una ciudad que nunca estuvo en los planes de nadie”. Y sugirió luego que el 5 de agosto debe ser una fecha tiene que estar incorporada en el calendario de actos oficiales. “Este es un día patrio para la ciudad”, expresó.

“Fue un día de justicia para nuestra historia. Nacía la ciudad sin fundador, que no estuvo en los planes de nadie pero creció como ninguna. Vanguardista, soñadora”, refirió Javkin entre otros calificativos y cualidades de nuestra ciudad.

Recordó más tarde la gesta de Manuel Belgrano que había comenzado 40 años antes “con la bandera de la libertad, lejos del poder central, como un acto de rebeldía. Desde ese entonces tenemos un mandato. Resistir y crecer”, indicó.

Repasó la pandemia, las crisis económicas y planteó los nuevos desafíos. “Ahora es tiempo de crecer; Rosario necesita una nueva declaración que vuelva a hacer justicia con su historia. Estamos cansados de reclamar recursos que nunca nos llegan, que nos impidan ser independientes. Esta ciudad necesita crecer con libertad y que la cuiden. No vamos a dejar que se ensucie a esta ciudad. Necesitamos que frenen la violencia que con facilidad ocupa nuestras calles. La mafia es la contracara de nuestra libertad”, puntualizó.

Graficó que Rosario lucha sola contra la narco criminalidad, las amenazas a las escuelas, las bandas delictivas, pero aseguró que la ciudad se va a defender como lo hizo desde su origen, como lo hizo Nicasio Oroño con un reclamo firme al presidente Urquiza y al gobernador Crespo.

 “Vamos a restaurar el documento original de nuestra acta fundacional para que todos los rosarinos puedan volver a ver esa obra de grandeza. 171 años después de ese día soñamos con ser la ciudad autónoma. Autonomía para defender a las empresas orgullosas con apellido rosarino, autonomía para apoyar a quienes todos los días se levantan para ir a trabajar, abrir sus persianas a sostener su emprendimiento, a crecer. Autonomía para estar al lado de cada maestro valiente que defendió el derecho a la educación, autonomía para las manos salvadoras de la salud pública, autonomía para nuestra ciencia de bandera, autonomía por el mandato de Oroño, por la historia de los grandes intendentes de la ciudad Lamas, Culaciati, Carballo, Binner”, opinó Javkin.

“No hay paz posible sin libertad, no hay libertad posible sin autonomía. Esto no es una puja política, ni un reclamo sectorial. Es un grito ciudadano, masivo y urgente. Es tiempo de enarbolar la bandera de la autonomía y el escudo de Carrasco, con su sol naciente y la corriente del Paraná. Arriba la ciudad autónoma de Rosario”, finalizó.

Cabe mencionar que entre el público se encontraban actores caracterizados como Nicasio Oroño, su esposa Joaquina Cullen y personajes de época. En la personificación de esas figuras se repartió postales con fotos históricas y copias del texto de la declaración de Rosario como ciudad (el original pertenece a la colección del Museo Histórico provincial Julio Marc).  Sobre el final, se ofreció un desayuno a los presentes a cargo de la Fundación Rosario.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email