La Asociación Rosarina de Fútbol decidió prohibir que los menores de 11 años cabeceen

General Por LC
inferiores-liga-santafesina

Por Juan Iturrez

Desde la temporada 2023 estará "prohibida la acción de golpear la pelota con la cabeza" en los partidos del fútbol infantil. La decisión es de la liga teniendo en cuenta estudios médicos que demuestran los riesgos que ocasiona a futuro. Será la asociación en implementarla en Sudamérica.
 
  
Histórica resolución.  A partir de la temporada 2023 en el fútbol infantil de la Asociación Rosarina estará prohibido el cabezazo para menores de 11 años.  

      
La Asociación Rosarina de Fútbol (ARF) decidió que a partir de la temporada 2023 se “prohibirá la acción de golpear la pelota con la cabeza (sí, el cabezazo) en todas las competencias masculinas y femeninas de menores de 11 años”. Una determinación que está respaldada en diferentes estudios médicos a nivel mundial como consecuencia de riesgos en la salud mental a futuro de tanto cabecear. Será la primera liga en implementarla en toda Sudamérica.


La resolución, ya aprobada por la mesa directiva de la ARF, fue comunicada a los clubes. En los próximos meses se realizarán cursos de capacitación para árbitros, técnicos, coordinadores y padres, en los que se les informará la metodología que se aplicará y los fundamentos de la medida.

Esta prohibición se establece “teniendo en cuenta numerosos antecedentes surgidos de profundos estudios científicos relacionados con los riesgos que conlleva una práctica muy común en el fútbol como es la de disputar el balón con la cabeza o simplemente cabecear, que concluyen que realizar esta acción en forma repetitiva durante varios años tiene el potencial de causar lesiones cerebrales por efectos acumulativos, y afecta negativamente el desarrollo cognitivo de los deportistas, además de potenciar la aparición de enfermedades neurológicas a mediano y largo plazo”.

Los aludidos estudios fueron realizados principalmente en Inglaterra y Estados Unidos, y quienes participaron de ellos (futbolistas retirados, de distintas edades) “tendieron a desenvolverse peor en pruebas cognitivas, especialmente aquellas enfocadas en la memoria, y en un grado menor en las pruebas de velocidad y atención”. En algunos casos se concluyó que “los traumatismos craneoencefálicos aumentan, quizás hasta tres veces, el riesgo de desarrollar Alzheimer y demencia senil”.

En el informe de la ARF se sostiene que “las asociaciones de fútbol de Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte establecieron nuevas reglamentaciones para evitar posibles lesiones cerebrales que puedan sufrir sus jugadores a largo plazo por golpear repetidamente el balón con la cabeza, basándose en estudios publicados por la Universidad de Glasgow”.

En tanto, según un estudio que reportó hace unos años la BBC de Londres “cabecear frecuentemente una pelota de fútbol puede conducir a una lesión cerebral según afirman médicos que dicen haber encontrado pruebas en las ecografías de 32 futbolistas aficionados”.

El mismo informe revela: “Se cree que los cabezazos terminaron matando al futbolista inglés Jeff Astle, quien murió en 2002 con 59 años, tras desarrollar problemas cognitivos luego de años de jugar en el West Bromwich Albion inglés. La autopsia reveló que su muerte fue producto de una enfermedad cerebral degenerativa causada por cabecear pesadas pelotas de cuero”.

Los objetivos prioritarios que propone la Asociación Rosarina con esta nueva reglamentación son:

1º) Prevenir lesiones y conmociones cerebrales evitables asociadas a la práctica deportiva en deportistas menores de 11 años, producto del impacto del balón sobre los tejidos craneales en desarrollo.

2º) Limitar los daños potenciales a mediano y largo plazo en el desarrollo cognitivo y neurológico de los deportistas por efectos acumulativos del cabeceo.

3º) Establecer un protocolo de acción para la correcta evaluación y diagnóstico de golpes, conmociones y lesiones cerebrales.

4º) Planificar la instrucción paulatina de las técnicas seguras de cabeceo en jugadores menores de edad.

5º) Instruir y concientizar a todos los actores involucrados: deportistas, entrenadores, árbitros y padres sobre los riesgos asociados al cabeceo.

6º) Actuar como referente para propiciar una nueva reglamentación y legislación que potencie los alcances de la concientización y que permita lograr cambios a largo plazo.

A todo esto, la resolución es:

1º) Prohibir la acción denominada “cabeceo” en el ámbito de las competencias oficiales de fútbol infantil organizadas por la ARF para deportistas menores de 11 años.

2º) Modificar las reglas de juego vigentes que regulan las competencias de fútbol infantil para esas edades, adaptándolas a la nueva modalidad.

3º) Capacitar por intermedio de la Escuela de Formación Arbitral a los colegiados que tienen bajo su responsabilidad la dirección de los encuentros oficiales de las distintas competencias infantiles,.

4º) Organizar en los distintos clubes afiliados las jornadas de concientización destinadas a deportistas, coordinadores, entrenadores, directivos y padres, a efectos de difundir adecuadamente los fundamentos de esta resolución.

5º) Remitir copia de este proyecto a los funcionarios que tienen a su cargo la administración del deporte en los ámbitos municipal, provincial y nacional, como así también a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el Consejo Federal del Fútbol.

6º) Disponer la aplicación efectiva de esta resolución a partir de su aprobación por parte del órgano ejecutivo de la ARF, la cual no podrá exceder del inicio de la temporada 2023.

Te puede interesar