Impuesto a renta inesperada: las principales empresas que deberán pagarlo y ganaron fortunas

Negocios Por El Destape
empresas-fortunas

Por Cristian Carrillo

Impuesto a renta inesperada: las principales empresas que deberán pagarlo
Si bien el universo de empresas que estarían alcanzadas por el impuesto a la renta inesperada que impulsa el Gobierno alcanza a un centenar que obtuvieron una ganancia superior a los 1000 millones de pesos, un 3,2 por ciento del total de firmas, El Destape revela más de una veintena que encabeza ese listado. Sobre la base de información provista a la Bolsa por las empresas cotizantes y los resultados que publican en revistas especializadas, como la estadounidense Fortune, las firmas incluidas --más allá de los parámetros totales que se discutan-- incluye a grupos agropecuarios, medios, siderúrgicas, bancos e industrias electrónicas. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó el envío al Congreso de un proyecto para aplicar una alícuota sobre la renta inesperada para un conjunto de empresas con rentas imponibles altas. "No es la única condición, pero la necesaria", sostuvo Guzmán. El ministro aclaró que se tratará de ganancias superiores a los 1000 millones de pesos en el año. 

"Además, la ganancia debería haber subido en forma significativa en 2022 y el margen de ganancia tiene que ser anormalmente alto", detalló. Si la renta inesperada se canaliza a la inversión productiva, habrá una menor carga impositiva. Es una fracción muy pequeña. El año pasado apenas el 3,2 por ciento de las empresas tuvo ese nivel de ganancias. De acuerdo con la información relevada por este medio, hay varias firmas que superan ampliamente esos márgenes, tanto en 2020 como en 2021. 

Ventas y ganancias por las nubes

Aceitera General Deheza (AGD) anunció ventas por 280.340 millones de pesos, lo que les redituó una ganancia operativa de 4215,9 millones de pesos. La firma se vio beneficiada por la suba en el precio de los derivados, principalmente aceites, de los granos a nivel internacional. Lo mismo sucedió con la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), que evidenciaron ventas por 250.600 millones de pesos y una ganancia de 4064 millones. 

La multinacional Louis Dreyfus Company, que en diciembre vendió el 45 por ciento de su participación en el negocio a ADQ, una sociedad con sede en Abu Dhabi, registró ventas por 250.600 millones de pesos, dejándole una ganancia neta de 3768,6 millones. Cargill, una de las diez mayores exportadoras de granos del país, informó ventas por 240.782 millones de pesos y una utilidad operativa de 3621 millones. ADM Agro vendió 168.101 millones de pesos y gaño 2528 millones. 

La filial argentina de la canadiense Viterra facturó 132.900 millones de pesos y reportó una ganancia de 1998,6 millones, mientras que Monsanto vendió 102.840 millones de pesos y obtuvo un resultado positivo de 1546,6 millones. Molinos Cañuelas, una de las tres firmas que oligopoliozan la venta de granos en el país, acusó ventas por 71.922 millones de pesos y una ganancia de 1081,6 millones. Le sigue Bunge, con ventas por 69.700 millones de pesos y ganancias por 1048,2 millones.

Por fuera del complejo agroexportador, se destaca Mercado Libre, que facturó 84.500 millones de pesos en plena pandemia y ganó 1270,8 millones, mientras que Tecpetrol vendió por 71.540 millones de pesos y obtuvo una ganancia de 3814 millones. 

Más ganancias a la Bolsa
En este tándem se destacan varias empresas que comunicaron a las autoridades bursátiles argentinas sus resultados al cierre del año pasado. Allí se encuentra Arcor, con una ganancia extraordinaria de 19.918 millones de pesos. Profertil informó un resultado neto del ejercicio de 13.465 millones de pesos. 

La tecnológica Newsan finalizó el año con saldo positivo de 8442,9 millones de pesos, seguido por Aconcagua Energía, con 1321,6 millones, y Acindar, con una utilidad neta antes de impuesto a las ganancias de 1935 millones. 

En el sector bancario se destaca el HSBC, que informó un resultado operativo positivo de 4585 millones de pesos, mientras que el Grupo Clarín anunció una ganancia de 1016 millones. La fabricante de maquinaria agrícola John Deere informó a la Bolsa un resultado operativo ordinario de 1497,2 millones de pesos, apuntalado por la mejora en el sector agropecuario que incentivó la inversión en bienes de capital. 

Mientras, pagan lo menos posible
Estas ganancias extraordinarias se combinaron en casi todos los casos con una rebaja en el costo laboral sobre sobre sus estructuras operativas.

"Considerando un panel de grandes empresas, entre las que se incluyen Arcor, Molinos, Aluar, Newsan, Sociedad Comercial del Plata y Carrefour, se observa que el costo laboral en relación a las ventas se redujo sensiblemente entre 2016/2017 y 2021", destaca un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA). 

La aceleración inflacionaria y una política de ingresos y precios que no logra su objetivo profundiza un fenómeno económico-social: Ocho de cada diez personas ocupadas en trabajos formales cobra por debajo de la línea de pobreza que define la canasta básica para una familia tipo de cuatro integrantes. La brecha incluso se amplió en los últimos meses, en medio de una fuerte especulación del sector empresario, que presiona los salarios a la baja y empuja los precios al alza. 

“La reactivación económica en 2021 fue contemporánea a una nueva caída en la participación de los asalariados en el ingreso. A tal punto que la masa salarial pasó de representar el 48 por ciento del PIB al 43,1 por ciento entre 2020 y 2021”, señala un documento del Centro de Investigación y Formación (CIFRA) de la CTA. Con los aumentos de precios de los últimos años, se consolidó así la tendencia regresiva en términos de la distribución del ingreso que se inició en 2018. Desde 2017 hasta 2021 se registró una caída casi sistemática del peso de los asalariados en el PIB, alcanzando a 8,7 puntos porcentuales


La crisis de 2018/19 trajo aparejada una reducción del costo laboral en relación a las ventas que se mantiene hasta la actualidad y no logró recuperarse. De acuerdo con el relevamiento del CEPA, "en 2020 y 2021 los niveles de costo laboral sobre ventas se mantienen similares a los de 2019".

Te puede interesar