Diseñadores del mundo: Un rosarino ganó por segunda vez el premio al mejor

Curiosidades Por LC / María Laura Favarel
cocina-decolor

El rosarino Matías Ferreyra, de 35 años, volvió a ganar este año el premio al mejor diseño del mundo por las cocinas retro de colores rosa, turquesa y rojo, que fabricó con piezas originales de los años 50. Su trabajo se exhibirá en una muestra internacional donde también se verán productos de Ferrari, Apple, PepisCo y Hyundai entre otros. La primera que quiso una de estas cocinas fue Susana Giménez.


Ferreyra ganó este mismo premio en el 2020 y ahora nuevamente fue galardonado en el Good Design Award. Los beneficiados exhibirán sus productos en la muestra que se realizará en junio, en Atenas, Grecia.

cocina-color1

El rosarino, que se dedica a diseñar y a vender cocinas y elementos culinarios en un local del centro de la ciudad, cuenta orgulloso que el premio lo otorga un jurado integrado por reconocidos estudios de diseño internacionales, arquitectos y diseñadores de fama mundial.

“El presidente del Museo de Chicago me conoció cuando gané el premio en el 2020 y me invitó a presentar un nuevo diseño. Entonces decidí mostrar las cocinas retro”, contó el muchacho. “Busqué en Rosario piezas de los años 50, conseguí la matriz original de esos años y las perillas. Lo propio del diseño retro es usar piezas de la época y volverlos a la vida”, describió.

Si bien son cocinas de diseño, funcionan perfectamente, “consumen poco y no desperdician gas”, agregó el diseñador.

El local rosarino es visitado por clientes de distintos lugares del país que quieren conocer las cocinas. Ferreyra contó que varias celebridades le compraron estas cocinas. Además de Giménez, Benito Fernández, Nicolás Vázquez e Iliana Calabró, entre otros. 

“Cuando arranqué, muchos me decían que me iba a ir muy mal diseñando cocinas...”, reconoció el hombre que desde muy joven empezó con este trabajo.

La cocina premiada se llama Luor Gas Retro Style y es un producto de un acabado minimalista que combina el acero inoxidable con el color.

El interior del horno fue diseñado como los de panadería. Cuenta con una tapa curva que facilita una distribución homogénea del calor. Está fabricado en acero inoxidable para mejorar la higiene y el rendimiento. Además las paredes cuentan con una capa aislante para lograr un mayor ahorro energético, datos que también se tienen en cuenta a la hora de la premiación.

Te puede interesar