Abrir el cepo a mitad de año y vender cárceles a empresas inmobiliarias: los proyectos de Javier Milei

Actualidad CNN
milei-cnn

El presidente Javier Milei sostuvo que el gobierno tiene “muchos elementos para ser optimistas” en lo económico y relató un plan “brillante” de Bullrich para construir megacárceles al estilo Bukele.

El presidente Javier Milei sostuvo que el gobierno tiene “muchos elementos para ser optimistas”, que los argentinos confían en que va a "terminar con la inflación" y que “cuando abramos el cepo, Argentina va a empezar a despegar muy fuertemente”, algo que estimó para el segundo semestre del año. También reveló un plan para la construcción de “megacárceles” a cargo de empresas inmobiliarias. 

En la segunda parte de la entrevista con Andrés Oppenheimer por CNN, el presidente admitió que “el 70% de los argentinos reconocen que hoy están peor” y repuso: “Le puedo decir que hay muchos elementos para ser optimistas. Hay algo que es muy importante: cuando nosotros iniciamos el mandato en diciembre, solo el 20% de los argentinos creían que de cara a los próximos seis meses íbamos a estar mejor. Ese número trepó a 30 en enero. Trepó a 42 en febrero. Hoy está en el 50%, y la mitad de los argentinos cree que de cara a los próximos seis meses vamos a estar mejor”. 

Milei dijo que, en los sondeos de opinión, “la palabra que más aparece” cuando se miran “las nubes de palabras” es “esperanza”. “El 70% de los argentinos están convencidos que vamos a terminar con la inflación”, aseguró y añadió: “El motor de los argentinos está intacto y yo le diría que, en cuanto terminemos de sanear el balance del Banco Central y podamos eliminar los pasivos remunerados, en ese momento, cuando abramos el cepo, Argentina va a empezar a despegar muy fuertemente, pero muy fuertemente”. 

Aunque no dio una fecha precisa, el presidente declaró que “nuestra esperanza es que podamos entrar al segundo semestre en esa condición”, en referencia al fin del cepo. “El FMI, cuando hace las cuentas, da que podríamos llegar a mitad de año, pero eso depende de la voluntad de los individuos de canjear títulos”, ahondó. “Cuando llegamos, el riesgo país estaba en torno a 2900 puntos básicos, hoy está en 1400. Es decir, los bonos pasaron de 18 a 54 dólares”, dispuso luego. 

“El día que podamos abrir el cepo, abrir todas las restricciones del mercado de cambios, el rebote que va a tener la economía argentina va a hacer que se expanda fuertemente”, insistió Milei en la entrevista. Sin embargo, repuso que “no puede correr riesgos”, porque “esto no es una cuestión de un paper académico que digo me equivoqué y voy y escribo otro paper y explico por qué me equivoqué. Acá, si me equivoco, eso le va a pesar a 47 millones de seres humanos. Entonces es normal que sea más cauteloso”, detalló y aventuró: “Si fuera algo que sólo me impactara a mí, yo ya hubiera avanzado”.

 Fuerzas Armadas y “vender cárceles a empresas”: los proyectos de Milei para la Seguridad
En la misma nota, al ser consultado sobre la violencia narco en Rosario, el presidente adelantó que enviará al Congreso “una ley que permita que en casos de terrorismo las Fuerzas Armadas puedan intervenir en el lugar. Hoy eso no se puede hacer. Las Fuerzas Armadas sólo pueden intervenir en caso de que haya estado de sitio”, aclaró. 

“Estamos trabajando en una situación intermedia donde las Fuerzas Armadas puedan intervenir en caso de narco terrorismo, que participen con las reglamentaciones de las fuerzas de seguridad, actuarían como fuerzas de seguridad”, ahondó Milei, quien dijo que de esta forma “mejoraría la eficiencia”. 

“Naturalmente, si usted hace esto, tiene que tener una contrapartida en el sistema carcelario. Tiene que tener un sistema carcelario acorde", indicó. Entonces Milei contó que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, diseñó "brillantemente" un plan para construir "cárceles de entre 5 mil y 6 mil plazas", al estilo de Nayib Bukele en El Salvador, con financiamiento privado. 

“Hay cárceles que se diseñaron y se hicieron en un determinado momento de la historia, pero el crecimiento de la población hizo que eso se volviera una zona urbanizada. Entonces, ¿qué es lo que estamos pensando hacer? Vender las cárceles a una empresa que participe en el real estate”, relató el presidente, utilizando el término en inglés para las empresas inmobiliarias. 

De esta forma, serían las inmobiliarias las que, según el Ejecutivo, financiarían “la construcción de una nueva cárcel alejada de la ciudad. Entonces nos vamos a una cárcel de mayor seguridad, de mejor calidad y mejores prestaciones, más grandes, y sin gastar un solo peso”, defendió con una sonrisa. Asimismo, postuló que “tendría que ver cómo se instrumenta eso, pero en principio no tendría que tener resistencia” en el Congreso. “Me parece que la sociedad está tomando conciencia de que el que las hace las paga”, concluyó. 

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email