Basquet: Argentina le ganó a Chile y está en la final

Deportes Olé
argentina-chile

El tropezón no fue caída. La derrota en el debut del preclasificatorio olímpico ante Bahamas hoy no duele porque Argentina está en la final del torneo que se juega en Santiago del Estero. Así es porque, luego de vencer a Cuba y pasar a semifinales, este sábado venció a Chile, el único invicto que llegaba desde el grupo B, por 87-79, para asegurarse un lugar en la final.

Como viene siendo una constante en este torneo, Argentina mostró dos caras. El nuevo estilo argentino plasmado por Pablo Prigioni tiene ese desafío: que la Selección juega con un sello NBA en el que busca tener la mayor cantidad de posesiones y lanzar sin prejuicios de tres puntos, pero cuando la efectividad no acompaña, por momentos se queda sin recursos en ataque. Y si a eso se le suma una defensa pasiva, el problema es aún mayor. Eso sí: cuando la bola entra desde el perímetro, da gusto ver ese vértigo.

Pese a eso, por el rival que estuvo enfrente, a la Argentina le alcanzó. En el primer cuarto gracias a los pick and rolls con las caídas al aro de Francisco Cáffaro, autor de ocho puntos en el cuarto inicial, todos al lado del canasto tras descargas de sus compañeros, y con un total 14 aportó puras soluciones en la zona pintada al momento de lastimar al rival.

El asunto es que en el primer tiempo, Argentina tiró un 26% en triples (4 de 15) y por eso cuando mediaba el segundo parcial el partido estaba 31-30 para los de Prigioni, que encima perdieron temprano a Luca Vildoza por una lesión en el aductor que podría dejarlo afuera de la final.

Hasta ese momento del encuentro, Campazzo no había anotado. Pero el crack dijo basta: metió siete tantos seguidos (dos libres, un golazo de bandeja pasada y un triple desde la esquina) para sacar una luz de 38-31. Y cuando Chile volvió a achicar por la poca intensidad argentina en campo propio, esta vez fue Gabriel Deck quien se hizo cargo de la ofensiva con cinco tantos seguidos y 12 en el primer tiempo que se sumaron a los 9 del interminable Carlos Delfino, quien a sus 40 años hasta volcó un pelota a canasto pasado. Ellos tres sacaron la cara por el equipo en un momento crítico,

Al fin de cuentas, y pese a todo, el seleccionado terminó ganando por ocho porque Chile encontró dos bombazos cerca del cierre para achicar un partido que para Argentina tuvo pasajes de sufrimiento y enojos, aunque también dejó buenas noticias. Deck, por caso, volvió a ser figura al redondear una planilla de 24 tantos y 5 rebotes pero sobre todo porque jugó 24 minutos, en tanto que Campazzo una vez más fue el espíritu y la bandera con 19 y 12 asistencias para firmar un doble-doble

Fuente: Olé

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email