Marcha en Casilda pidiendo justicia por el femicidio de Celia Acosta

General Por Claudio Berón
casilda-marcha-nuncamas

Cristian Acosta y su hermano mellizo encabezaron la marcha para pedir justicia por el femicidio de Celia. 

Este lunes por la tarde amigos y familiares de Celia Estela Acosta se movilizaron en el centro de la ciudad de Casilda, de donde era oriunda la joven de 29 años cuyo cuerpo fue hallado sin vida el domingo y con varias puñaladas en la casa de Carcarañá en la que residía. Lo hicieron en silencio para pedir el rápido esclarecimiento del hecho.

En ese marco, tanto los hermanos de la joven mujer como representantes de agrupaciones feministas, pusieron la lupa sobre quien era la pareja de la víctima: Martín “Coco” J. Es que Celia ya lo había denunciado en varias ocasiones por violencia de género y sobre él pesaba una orden de restricción de acercamiento al domicilio de la mujer.

casilda-marcha-justicia


Sobre el principal sospechoso del femicidio, allegados a Celia dijeron que ella lo había conocido por medio de la red social Facebook mientras él purgaba una condena en la cárcel de Piñero. En ese marco, Cristian, uno de los hermanos de la mujer asesinada, sostuvo que “este hombre era el ex novio, en tanto el ex marido de Celia es Lucas G. quien no tiene nada que ver con lo ocurrido ya que estuvo toda la semana con las tres hijas del matrimonio en Casilda, de donde somos nosotros y la misma Celia. Pero mi hermana se había mudado a Carcarañá hace dos años” y se supone que desde allí conoció al sospechoso del femicidio.

Detenciones, amenazas y balas en una semana que elevó la tensión rosarina
En la plaza central de Casilda, Cristian aseguró que desde ahora “vamos a pelear para que a ninguna otra mujer le pase lo que le pasó a mi hermana. Su pareja era violenta y ahora queremos que lo atrapen y se pudra en la cárcel”. Además el muchacho recordó que “a Celia después de las denuncias le prometieron que le iban a dar un botón de pánico que nunca le dieron porque este hombre la seguía acosando y pegando”.

En lo que hace a la situación que rodeó el femicidio, el hermano de Celia contó a La Capital algunos pormenores. En principio sacó del escenario a Lucas G. ex marido de la mujer: “Es un buen loco que mantenía una relación distante con mi hermana, no hablaban mucho por teléfono y se comunicaban por mensajes. El estaba con las tres nenas, de 5, 6 y 8 años porque siempre hacían así. El las traía a Casilda, nosotros las veíamos y después ella las venía a buscar. Por eso es que no le llamó la atención que mi hermana no lo llamara para coordinar la vuelta de las nenas a Carcarañá”.

La relación con Coco, el principal sospechoso del femicidio, comenzó por Facebook. Ella contactó al muchacho mientras él estaba preso. “A mí nunca me gustó ese pibe, tenía cara de delincuente y asesino y más de una vez lo fui a buscar para pegarle. Le dije que a mi hermana no la tocara, pero se hacía el loco. Su familia vende drogas en Carcarañá y él es choro, pero mi hermana lo bancaba con plata igual. Ella no podía trabajar porque se tenía que quedar con las nenas y vivía de planes de gobierno, de lo que le pasaba el marido y de una pensión por discapacidad de la nena más chiquita”, aseguró Cristian.

Las situaciones de violencia y golpes que recuerda Cristian son varias: “Una vez mi hermana apareció con la boca golpeada, otra vez llena de moretones. Ella lo había denunciado varias veces, al menos tres y la última fue el 21 de diciembre”.

Del lugar del femicidio, en Río Colorado al 1000 de Carcarañá, faltaron varias cosas, agregó el joven: “No estaba el celular de Celia lo tiene la policía pero falta una mochila donde ella tenía tarjetas de débito y otros papeles, entre ellos las denuncias sobre este muchacho Coco. También faltó algo de plata, pero no se cuanto”, acotó.

Te puede interesar