¿Cómo disfrutar los encuentros sexuales pagos durante la pandemia?

sexo-seguro

En los países de América Latina y el Caribe se ofrecen a amplia escala los servicios de encuentros sexuales, pero cuando inició la pandemia por COVID-19 fue un sector que decayó. La demanda y la oferta de prepagos y escorts en Argentina tuvo un cambio desfavorable por el estado de alarma social junto a la vulnerabilidad.

El impacto del aislamiento generó una disminución en la contratación de estos servicios donde los clientes y empleados sintieron preocupación y angustia. Muy pocos clientes y acompañantes sexuales tomaron el riesgo de practicar encuentros íntimos que puedan afectar su salud. Aunque haya coronavirus-COVID-19 que resulten efectivas, es normal que exista esta desconfianza.

En Perú se vivió la misma realidad que en Argentina, al igual que en otros países, debido a las estadísticas de contagiados que crecen cada vez más. La actividad de las prepagos y escorts argentinas y peruanas declinó en el 2020 afectando los ingresos y la libertad sexual, aunque la adaptación de nuevas ideas e innovaciones hizo que el sector de encuentros sexuales avanzara un poco.

Otros factores que dejaron atrás la rentabilidad de las escorts y kinesiólogas el año anterior son: las ventas de juguetes íntimos y el consumo de la pornografía. Ambos sectores se dispararon como consecuencia del confinamiento de las personas en casa, pero algunas continuaron con las ganas de acudir a las agencias de encuentros sexuales pagos.

Durante el COVID-19 las escorts argentinas otorgan los servicios a domicilio con las medidas de bioseguridad aplicadas en cualquier sector (turismo, hostelería, cines, entre otros). Asimismo, llevan a cabo una serie de normativas de higiene y prevención que deben respetarse antes, durante y después del acto sexual. Es necesario que las agencias de encuentros sexuales consideren la nueva normalidad para cubrir las demandas y mantener los empleos.

¿Encuentros sexuales más seguros y confiables durante la pandemia?
Con el conocimiento que hay ahora sobre la transmisión del virus, es posible contratar los servicios de una escort La Plata. Con las medidas pertinentes, son factibles estas prácticas, siempre que se practique de forma segura, considerando la nueva realidad.

Las prepagos, escorts y kinesiólogas peruanas o argentinas cumplen fantasías y prácticas sexuales, considerando los métodos de trasmisión del virus. En medio del coronavirus es un sector que ha revolucionado durante el primer trimestre de 2021 con medidas de seguridad que otorgan más confianza a los clientes. Si bien es difícil realizar prácticas sexuales sin besos ni abrazos, es una solución temporal que optimiza los servicios y la seguridad del cliente.

¿Cómo evitar los contagios en los encuentros sexuales pagos?
El coronavirus se transmite por el contacto directo con las secreciones que entran por la cavidad bucal, nariz y ojos. Al generarse la salida de fluidos (saliva y mucosidad) de una persona infectada se puede producir el contagio si no se utilizan las medidas de bioseguridad. Por eso las acompañantes sexuales gas en Argentina y Perú utilizan las mascarillas, lentes protectores y guantes desechables. Los clientes también deben colocarse estas herramientas que evitan el contagio.

Otra de las medidas de prevención del COVID es lavarse las manos con agua y jabón, además de aplicar el gel antibacterial. Es un requisito antes de que se inicie el contacto físico entre la acompañante y el cliente. Por su parte, la habitación estará ventilada y desinfectada con alcohol luego de cada encuentro, siendo importante el cambio de las sábanas. La desinfección se realiza en las superficies como lavamanos, cerraduras e inodoros.

Antes de que un cliente ingrese a la agencia de encuentros sexuales se le pide la prueba PCR. Si presenta los valores normales puede contratar los servicios. Por último, es recomendable bañarse y cambiar la mascarilla después del sexo.

Efectos de la pandemia en los encuentros sexuales
La pandemia causada por el coronavirus ha producido un cambio drástico en todos los sectores económicos y comerciales. A nivel mundial se afectaron las actividades turísticas, de hostelería y de ocio, por ejemplo, que conlleva a consecuencias graves como el descenso de los ingresos.

Es una situación que se expresa de forma particular en cada país, pero impacta negativamente a los sectores más vulnerables. El COVID-19 maneja un fuerte riesgo para la salud, las finanzas y el comercio desde las empresas con servicios que requieran el contacto directo.

Las agencias de encuentros sexuales pagos son un sector con fuertes caídas financieras. Sufrió un impacto con la llegada del coronavirus por el miedo a contagiarse. De acuerdo a los clientes, hubo gran desconfianza hacia este tipo de servicios, puesto que el principal método de trasmisión es mediante el contacto físico.

También las prepagos, escorts y kinesiólogas son propensas a contagiarse con mayor facilidad debido a la alta exposición con desconocidos. Hay que considerar que los besos, abrazos y caricias producen el contagio del COVID-19, aun si no hay síntomas evidentes. Por eso es esencial mantener las medidas pertinentes.

Julio Decima

Editor Diario RosarioNet en la red desde 1995 Rosario Santa Fe Argentina

Te puede interesar