Chatea con nosotros, impulsado por LiveChat

Lula da Silva, ante un regreso histórico en Brasil

lula-elecciones-2022

Es una posibilidad que el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, no tenga que ir a una segunda vuelta presidencial, tras las elecciones del domingo. Según un sondeo realizado este lunes (26.09.2022), el hombre de 76 años cuenta actualmente con el 52% de las preferencias, mientras que el actual mandatario, Jair Messias Bolsonaro, solo alcanza el 34%. 

El exlíder sindical sería así el primer presidente brasileño al que se le concede un tercer mandato. Ya había gobernado dos períodos, desde el 2003 al 2010, dejando su cargo con índices de aprobación superiores al 80%. 

Ocho años después, entre abril de 2018 y noviembre de 2019, el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) pasó un total de 580 días tras las rejas por corrupción y lavado de dinero. Gracias a la ausencia de Lula a finales de 2018, Bolsonaro pudo salir electo presidente. 

A principios de 2021 las condenas de Lula fueron anuladas por errores de procedimiento, por lo que el expresidente recuperó sus derechos. 

Desde entonces, Lula lidera las encuestas con hasta un 20% de ventaja sobre Bolsonaro. En agosto, la ventaja de Bolsonaro se redujo temporalmente a alrededor del 10%, después de que su gobierno aumentara las prestaciones sociales del Estado y redujera los precios de los combustibles. Además, el hombre de 64 años se ha mostrado, últimamente, junto a su esposa Michelle en actos de campaña, para dirigirse, principalmente, al público evangélico, que votó ampliamente por Bolsonaro en 2018. En los últimos sondeos, sin embargo, la ventaja de Bolsonaro entre los evangélicos es solo del 18%, según Datafolha.

Por otro lado, la polarizada campaña electoral entre el izquierdista Lula y el derechista Bolsonaro han impedido que un candidato de centro se convirtiera en una alternativa real. De hecho, solo dos aspirantes llegaron a la recta final: Ciro Gomes, de la socialdemocracia, y la candidata de centroderecha Simone Tebet. Es probable que ambos alcancen alrededor del 5% el próximo domingo. 

Bolsonaro predice una victoria aplastante 
En contra de los pronósticos, Bolsonaro sigue hablando de una contundente victoria en primera vuelta. "Es el sentimiento de la gran mayoría del pueblo brasileño", dijo Bolsonaro a mediados de septiembre. Según el presidente, ha sido recibido con tanto entusiasmo en la campaña, que es impensable una derrota. 

En 2018, cuando Bolsonaro ganó las elecciones, comenzó a acusar de que las urnas electrónicas habían sido manipuladas y que le habían robado un triunfo sólido en primera vuelta. Desde ese entonces ha repetido estas denuncias sin presentar ninguna prueba. Y su teoría de conspiración es ampliamente aceptada también entre sus partidarios, especialmente, desde el Partido Liberal (PL). 

Bolsonaro ya ha amenazado con no reconocer los resultados electorales, y con ello, estaría siguiendo el "guión" de su ídolo, Donald Trump.

 El actual presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.
Se temen disturbios en caso de una derrota de Bolsonaro 
Los observadores temen que se produzcan disturbios en Brasil, similares a los ocurridos en el Capitolio de Washington el 6 de enero de 2021. Y es que el núcleo duro de los partidarios de Bolsonaro también incluye a un gran número de personas portadoras de armas, lo que es motivo de preocupación. Hoy, alrededor de un millón de ciudadanos lleva un arma en el país. 

Asimismo, en las últimas semanas se han producido varios incidentes violentos. En julio, por ejemplo, un simpatizante de Bolsonaro disparó y mató a un miembro del PT en la ciudad de Foz do Iguaçu, en el sur de Brasil. También hay al menos otros dos casos en los que partidarios de Bolsonaro mataron a votantes de Lula. 

Por este motivo, los adherentes de Lula temen que los votantes del PT no acudan a las urnas el domingo por miedo a la violencia.

La oenegé Human Rights Watch (HRW) también expresó su preocupación en una declaración emitida el jueves. "El discurso de odio, el acoso y los graves actos de violencia política difundidos, tanto en línea como fuera de ella, han hecho que muchos brasileños tengan miedo de expresar sus opiniones y de ejercer sus derechos políticos", dijo la directora de HRW para las Américas, Juanita Goebertus. 

En total, unos 156 millones de brasileños están llamados a votar. Además del presidente, se elegirán también gobernadores y congresistas. 

La segunda vuelta de las elecciones está prevista para el 30 de octubre.

Julio Decima

Editor Diario RosarioNet en la red desde 1995 Rosario Santa Fe Argentina

Te puede interesar