El alquiler de un departamento en Rosario se disparó un 124% en el último año

Actualidad Por CESO
Alquiler1

El alquiler de un departamento en Rosario aumentó, en promedio, 124% entre abril del 2021 e igual mes de este año: el incremento interanual de los monoambientes fue del 123,1%; mientras que la renta para una vivienda con dos dormitorios subió 131,7%; y la de un departamento de tres ambientes, 117,4%.

Así lo indicó un informe del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), donde se advirtió que en abril el alquiler de un monoambiente rondó los $29.000, aunque esta cifra puede variar según antigüedad, localización y comodidades del inmueble, entre otros aspectos.

De esta manera, un jubilado que cobró el haber mínimo (que en abril fue de $38.630, ya que se entregó un bono de $6.000) destinó el 75% de sus ingresos en pagar el alquiler de un monoambiente. Si no hubiesen recibido este bono, y la jubilación habría quedado en $32.630, se habría destinado el 88,9% de este ingreso al pago de la renta.

En el caso de un trabajador que percibe el Salario Mínimo Vital y Móvil, que aumentó un 18% en abril y se elevó a $38.940, se destinó el 74,5% del ingreso a pagar el alquiler de un monoambiente.

Por otro lado, el CESO informó que la mediana del precio de los departamentos de dos ambientes fue de $38.000 en abril, mientras que la renta de un departamento de tres ambientes fue de $50.000.

Sin embargo, estas cifras varían según otras características del inmueble (como su antigüedad o si posee cochera, entre otras) y de su entorno (como su infraestructura, disponibilidad de transporte, cercanía a centros comerciales, entre otras).

Los precios anteriormente expresados no incluyen expensas, las cuales llegaron a representar -en promedio- el 12% del costo del alquiler, o sea, $3.480 para un monoambiente, $4.560 para un departamento de dos habitaciones y $6.000 para uno de tres.

En marzo, el alquiler de un monoambiente en la ciudad costaba, en promedio, $25.000, con lo cual mostró una suba mensual del 16%; mientras que la renta de un inmueble de dos habitaciones rondó los $35.000, con una suma del 8,57%; y uno de tres los $45.000, con un incremento del 11,11%.

Si bien aún no se conocieron los datos inflacionarios de abril, en marzo en nivel general de precios aumentó un 6,7% y acumuló, en los últimos doce meses, un incremento del 55,1%. Ambas cifras se ubicaron muy por debajo de la suba observadas en los alquileres durante abril.

“Un inquilino que vive en un monoambiente y desea mudarse a un departamento de dos ambientes debe gastar, en promedio, $9.000 más. Este es el costo que soportan las familias cuando crecen en cantidad de integrantes y deben mudarse para evitar vivir en condiciones de hacinamiento”, informaron desde el CESO.

Por otro lado, el Índice para Contratos de Locación que publica diariamente el Banco Central de la República Argentina (BCRA) muestra un incremento interanual de 52,4% al primer día hábil de abril. Este es el indicador por el cual se ajustan anualmente los contratos de alquiler contraídos a partir de julio 2020.

AUMENTOS Y LEY DE ALQUILERES
Cristián Berardi, integrante del Ceso, comentó a Conclusión: “En el bolsillo de la gente está repercutiendo este fenómeno que se está viendo en Rosario de más de 100€ de manera interanual de manera muy negativa, si vos ganas una mínima siendo por ejemplo un jubilado estas destinando un 84% el resto es para comer. Cada vez que hay un aumento repercute en manera muy negativa en la calidad de los servicios que uno va adquiriendo”.

“Si sos un asalariado, estas gastando un 75% en alquiler y el resto para comer, ni hablar si tenés familia y te querés mudar a una casa de dos ambientes tenés que gastar 9000 pesos más por mes. Con lo cual un salario mínimo, vital y móvil se está quedando muy corto”, manifestó.

“Con respecto al tema del tratamiento de la ley de alquiler, en general no tuvo que ver en los aumentos, si lo que se puede haber dado es que los dueños retengan el inmueble de alquiler y no ponerlo en alquiler hasta que salga la nueva ley de contrato por si hay una modificación en la ley. En general Rosario se viene comportando de esa manera, entre un 11 y un 20 por ciento de propiedades los sacan del alquiler y lo ponen a la venta”, mencionó.

BUENOS AIRES MOSTRÓ MENORES SUBAS INTERANUALES
La Ciudad de Buenos Aires mostró mayores aumentos mensuales que Rosario en materia habitacional: el alquiler de un monoambiente rondó los $40.000; el de un departamento de dos ambientes $48.500; y la renta de una vivienda de tres habitaciones costó $70.000.

Con estas cifras, que observa que el salario mínimo sólo llegó a cubrir el 97,4% del alquiler de un monoambiente; mientras que la jubilación mínima, considerando el bono de abril, acaparó el 96,58% de este gasto.

Las expensas, en tanto representaron el 16% del costo del alquiler: $6.400 para un monoambiente; $7.760 para un departamento de dos habitaciones; y $11.200 para una vivienda de tres ambientes.

Los aumentos con respecto a marzo fueron de 5,3% en los monoambientes y del 7,8% para los de dos habitaciones, mientras que los departamentos de tres ambientes se mantuvieron en el mismo valor.

En la medición interanual, en cambio, se observan mayores aumentos en Rosario: en los últimos doce meses, el alquiler de un monoambiente en Capital Federal aumentó 60%; mientras que en los departamentos de dos ambientes la suba fue de 67,2% y de 66,7% en los de tres ambientes.

Durante los primeros cuatro meses del 2022 se observa que la cantidad de departamentos ofertados para alquiler se encuentra, en promedio, 20 puntos porcentuales por debajo del primer cuatrimestre del año pasado.
 

Te puede interesar