El ministro Luis Caputo anunció que el Gobierno retira el capítulo fiscal de la ley ómnibus

Actualidad
caputo-rosada

En busca de poder destrabar las complicaciones que encuentra el avance de la ley ómnibus en el Congreso, el ministro de Economía, Luis Caputo, anunció este viernes que el Gobierno "retira el capítulo fiscal" de la norma, una movida con la cual el jefe del Palacio de Hacienda pretende "que se apruebe la parte más importante de toda esta ley, que nos permita avanzar hacia el déficit cero", y que una vez conseguido ese objetivo se abordará "con los gobernadores todo el tema fiscal, que entendemos cómo los preocupa y que cada uno quiera proteger y defender los intereses de sus provincias".

El funcionario detalló que el capitulo fiscal que se retira de del proyecto de Ley de Bases comprende al "blanqueo, la moratoria, el adelanto de bienes personales, la Ley de Ganancias, las retenciones y el cambio de formula jubilatoria".

"Durante estas semanas se ha estado debatiendo con los gobernadores, legisladores y las fuerzas productivas la Ley de Bases", señaló el ministro, precisando que "la Ley de Bases cuenta con 2 capítulos bien diferenciados: un capítulo de más de 500 artículos que implican un cambio estructural en el país, un cambio regulatorio y estructural que va a sentar las bases para que el país realmente pueda desarrollarse y crecer durante los próximos 10-20 años".

Versiones cruzadas sobre un supuesto dictamen irregular de la Ley Ómnibus del que participó Sturzenegger

"Hay un capítulo fiscal incluido en la ley con el objetivo de llegar a nuestro compromiso que hemos tomado con la sociedad de equilibrar las cuentas fiscales, llegar al déficit cero, ese flagelo por el que hemos pasado, como ha repetido el Presidente tantas veces, 100 años y que ha sido la verdadera causa de todos nuestros problemas", agregó, indicando que "encontramos en este diálogo que hemos tenido en esta semana con los diferentes actores un claro consenso en lo que nosotros creemos que es la parte más importante de la ley, que son estos más de 500 artículos que, como digo, son lo que tienen que sentar las bases para el crecimiento".

"Ha habido cierto disenso, como todos saben, en lo que es el capítulo económico. Por supuesto que los hemos escuchado a todos y compartimos buena parte de esos reclamos...", señaló Caputo, indicando que el Gobierno "ha escuchado esos reclamos, que además entendemos, porque consideramos lógico que cada gobernador defienda y proteja los intereses de sus provincias".

 "No queremos que por este capítulo fiscal se demore algo que consideramos urgente y necesario", manifestó el ministro.

 Luis Caputo, ministro de Economía. Foto: NA
En este marco, Luis Caputo consideró necesario ir avanzando con el resto de la normativa, es decir "con las desregulaciones que le sacan el pie del Estado en la cabeza al sector privado".

El anuncio de Caputo se realizó luego de declaraciones cruzadas entre funcionarios del Poder Ejecutivo y legisladores denominados “dialoguistas” y gobernadores, quienes describieron públicamente como innegociables algunos de los puntos que ahora quedarán afuera de la discusión, poniendo en riesgo el primer proyecto de ley enviado por Milei al Parlamento.

El punto máximo de tensión se produjo cuando dio a conocer este jueves que el presidente habría expresado "los voy a dejar sin un peso" a los gobernadores si no se aprueba la Ley Ómnibus. 

 Las retenciones también habían generado un punto de conflicto entre al Ejecutivo y los mandatarios provinciales.

Los gobernadores habían expuesto sus diferencias con las retenciones establecidas en la ley ómnibus. Lo remarcaron tanto gobernadores del peronismo duro, como también dirigentes del peronismo considerado dialoguista, como Martín Llaryora (Córdoba) y representantes de Juntos por el Cambio, como Maximiliano Pullaro (Santa Fe) e Ignacio Torres (Chubut).

"De ninguna manera esto implica que vamos a dejar nuestro compromiso de ir a equilibrio fiscal, de déficit cero. Esto por supuesto que se mantiene", aclaró Caputo durante la conferencia.

Al respecto, añadió: "No se va a dejar de cumplir la meta de déficit cero y haciendo esto lo que vamos a lograr es facilitarle a los gobernadores y legisladores la parte más importante de la ley".

"Hoy nos podemos tomar el tiempo de desarrollar nuevas medidas económicas que sean más compatibles, más fáciles de digerir para los diferentes actores económicos", concluyó el funcionario, que también se hará cargo del área de Infraestructura tras la salida de Guillermo Ferraro.

Reuniones clave en la Rosada
En la tarde de este viernes, el presidente Javier Milei estuvo unas horas en la sede de gobierno y se retiró antes de las 17. También asistieron a Casa de Gobierno la secretaria General de la Presidencia, Karina Milei; el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem; el ministro de Economía, Luis Caputo; el embajador en Brasil, Daniel Scioli; el ministro del Interior, Guillermo Francos, y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

En medio de versiones sobre una supuesta disconformidad con Menem en su rol de titular de la Cámara baja, Karina Milei mantuvo un encuentro con él y luego se quedaron charlando animadamente en el Salón de los Bustos de Casa Rosada. Ese espacio de la Rosada fue luego escenario de una extensa conversación entre Luis Caputo y Scioli.

Según Noticias Argentinas, Francos y Posse mantuvieron este viernes varias reuniones entre ellos durante la jornada, a fin de lograr un acercamiento con la oposición moderada y que no naufrague la Ley Bases, iniciativa a la que la gestión Milei apostó todo para llevar adelante su gestión al menos en este primer tramo del mandato. 

NA

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email