"Si hay piquete se va a desalojar" Santa Fe también pone límites a la protesta social

General Radio 2
seguridad-ministro

El ministro de Seguridad agradeció el compromiso de los legisladores con los planes del gobierno. (Ana Isla)
“La posición y la orden del gobernador Maximiliano Pullaro es no tener la más mínima tolerancia hacia acciones que signifiquen una obstrucción a la vida democrática y en sociedad”. Con estas palabras, el ministro de Seguridad de la provincia, Pablo Cococcioni, dejó en claro la adhesión de Santa Fe al protocolo antipiquetes que su par nacional, Patricia Bullrich, presentó este jueves y la decisión de impedir que las protestas sociales produzcan cortes de calles o rutas en territorio santafesino.

El funcionario explicó que la idea de la administración Pullaro es contar con un protocolo en términos similares al que presentó Bullrich sancionado por ley, con la idea de darles a los policías que intervengan en el desalojo de piquetes un respaldo institucional contundente. En tal sentido, reveló que el proyecto está en elaboración y se enviará prontamente a la Legislatura.

Pero también dijo que en el mientras tanto, y gracias a la ley de emergencia que este jueves aprobó las dos cámaras legislativas provinciales, se puede aplicar el protocolo de Bullrich por decisión ministerial.

La definición es importante de cara a la protesta nacional que ya lanzaron para el 20 de diciembre distintas organizaciones de izquierda y que seguramente incluirá manifestaciones en Rosario.

Leyes y patrulleros
 
El ministro celebró la sanción rápida por parte de la Legislatura de leyes que considera fundamentales para hacer frente a la tremenda situación de violencia e inseguridad que atraviesan la ciudad y la provincia.

En ese sentido, mencionó la emergencia en seguridad, que no solo permite acelerar compras para mejorar el equipamiento policial sino que también otorga al Ejecutivo “facultades de excepción para poder intervenir y readuecuar estructras policiales y adminstrativas obsoletas”, para cumplir un objetivo clave de la gestión: sacar a toda la policía a la calle.

También destacó la ley de narcomenudeo o microtráfico, que va a permitir que el Ministerio Público de la Acusación y la policía intervengan en forma inmediata ante denuncias sobre los puntos de venta minoristas, alrededor de los cuales se suelen producir hechos que alimentan los casos de violencia lesiva. “Es fundamental para dar respuesta a eso que todos ven”, afirmó.

Cococcioni insistió que para todo eso es fundamental aumentar la presencia policial en la calle y volvió sobre el tema de los patrulleros: “Hoy hay casi el triple de móviles de cuando asumimos y sigue siendo una misera. Vamos a poner hasta el último recurso para recuperar la paz quebrada en Rosario y la provincia”.

En números concretos, dijo que se encontraron con 20 móviles haciendo patrullajes y hoy hay alrededor de 60. El objetivo, agregó, es llegar a alrededor de 200.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email