Pullaro ganó la interna y llega con amplia ventaja para competir con Lewandowski en las generales

General R3
pullaro_ganador_microfono

El ex ministro de Seguridad le ganó la candidatura a gobernador a la senadora nacional, que admitió la derrota personal pero resaltó el triunfo de "Juntos por el Cambio". Del otro lado, el ex periodista deportivo arrasaba en el PJ, pero el peronismo quedaba muy por debajo de la oposición por lo cual la elección general asoma muy cuesta arriba para él. Rodríguez Larreta viene a festejar con Maximiliano Pullaro. Bullrich vino a apoyar a Losada, pero no se mostró publicamente

Maximiliano Pullaro se convirtió en el gran ganador de las Paso santafesinas y se perfila como futuro gobernador de la provincia, ya que no solo derrotó en la interna a Carolina Losada sino que además había una muy amplia ventaja de Unidos para Cambiar Santa Fe sobre el peronismo. A las 21.05 Losada asumió su derrota y a la vez remarcó que es amplísimo el triunfo de "Juntos por el Cambio" –eso dijo, cuando debería haber dicho Unidos para Cambiar Santa Fe– sobre el peronismo, que hizo una elección muy pobre. "El triunfo es un hecho", salió a decir poco después el propio Pullaro, acompañado por Martín Lousteau, mientras la fórmula presidencial compuesta por Horacio Rodríguez Larreta y Gerardo Morales llegaba a Rosario para celebrar con él.

Si bien el escrutinio oficial venía lento, ya era una certeza a las 20.15 que la disputa en la elección general será entre el exministro de Seguridad y Marcelo Lewandowski, que ganó la interna del PJ. Sin embargo, el ánimo en el sector del experiodista deportivo no era el mejor: su aspiración era ser el más votado y marchaba tercero, y la diferencia entre ambos frentes parecía irremontable con los números que se conocían a las 21. En el justicialismo seguramente vendrá un pase de facturas por ver quién paga los platos rotos y seguramente una buena parte le corresponderá al gobernador Omar Perotti, que si bien tiene para defenderse su buena Paso como postulante a diputado provincial, fue el responsable de una estrategia electoral muy debilitada por las flaquezas de su gestión.

El desastrozo combo del peronismo se completa con el triunfo de Juan Monteverde en la interna con Roberto Sukerman: el candidato a intendente de Rosario será un extrapartidario. "Ser oficialismo con las dificultades de gestión que tuvimos en la provincia y la Nación nos salió carísimo", dijo una fuente del ahora candidato a gobernador de Juntos Avancemos.

Como para aportarle números contundentes a ese panorama, el armador radical Felipe Michlig, subido al escenario ganador de Maximiliano Pullaro, dijo que según los datos que tenían pasadas las diez de la noche el frente Unidos para Cambiar Santa Fe sumaban "el 58 por ciento de los votos", situándose "30 puntos arriba" del peronismo. 

A las 21.30 salió a hablar Marcelo Lewandowski. Buscó recuperar el ánimo de la militancia al señalar que la que viene "es´una elección totalmente diferente. Mañana empieza otra campaña". Pero lo cierto es que horas antes de la elección en su sector la expectativa era que fuera el candidato más votado y que la diferencia a favor de Unidos no superara el 15 por ciento, para sostener expectativa de dar vuelta el resultado en septiembre. Como quedan las cosas, la ventaja parece irremontable

Ya bastante antes, poco después de las 20, en el búnker de Pullaro había ya clima de alegría, sobre todo después de un llamado de un importante dirigente del sector de Losada que le admitió a un dirigente pullarista que sus mesas testigo también daban ganador al exministro de Seguridad. Gabriel Chumpitaz, dirigente del PRO muy cercano a Pullaro, reveló a las 20.42 en El Tres que él mismo recibió un mensaje en el que desde el otro sector admitían la derorta.

El peso de la provincia en el mapa electoral nacional y el antecedente que significaría una victoria para el frente opositor hizo que referentes a nivel país desembarcaran este domingo en la provincia: los primeros fueron Patricia Bullrich para acompañar a Carolina Losada y Martín Losteau para apoyar a Pullaro. También para celebrar con Pullaro viajaban el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y su compañero de fórmula para las presidenciales, Gerardo Morales. 

En el búnker del ganador, Felipe Michlig, presidente de la UCR santafesina, empezó el operativo contención de los otros dos sectores de Unidos: llamó a trabajar juntos en pos del triunfo en las generales de septiembre y, en clara referencia a los dichos de Losada sobre su decisión de no acompañar a Pullaro si era derrotada, dijo que quien no se suma detrás de la candidatura del triunfador de las Paso será responsable de "hacerle el juego al kirchnerismo".

Son 13 las fórmulas que se presentan por los dos cargos máximos de la provincia: gobernador y vicegobernador. 

La interna más atractiva es la de Unidos para Cambiar Santa Fe, el acuerdo que cerraron los partidos del ex Frente Progresista con los de Juntos por el Cambio. Allí hay tres precandidatos a gobernador de los cuales uno solo llegará a las generales: la socialista Mónica Fein y los radicales Maximiliano Pullaro y Carolina Losada.

Los dos últimos son quienes más chance tienen de ganar las Paso, aunque ambos de desgastaron en una campaña feroz, en la que la senadora nacional lanzó duras acusaciones contra el exministro de Seguridad, hasta el punto de decir que si es él quien emerja como postulante no lo acompañará en la campaña para las generales. 

Pullaro evitó respuestas públicas a Losada y se concentró en criticar la gestión de Omar Perotti –que encabeza una de las listas del peronismo a diputados provinciales–, aunque desde usinas que le responden se alentaron señalamientos, en algunos casos anónimo, a la falta de experiencia de su adversaria interna y al hecho de que no vive hace años en la provincia.

En ese marco, Fein, que arrancó de atrás en las encuestas, subió en las últimas semanas y tiene expectativas de repetir al menos la anterior elección que hizo el socialismo, en 2021, que rondó el 12 por ciento como candidata a senadora nacional.

La tensión entre Pullaro y Losada replica la que se generó a nivel nacional, en la disputa por la candidatura presidencial entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich. El diputado provincial está alineado con el jefe de Gobierno porteño, aunque no se pegó a él en la campaña. La experiodista está enrolada en el sector de la exministra de Seguridad de la Nación, que sí se convirtió en sostén de su postulante para Santa Fe, sobre todo en el tramo final de su actividad proselitista y en el marco de una apuesta a nacionalizar la estrategia.

La ferocidad de la pelea se explica por una convicción de toda la oposición: quien gane esta interna se encamina a una victoria en las generales, por el desgaste el peronismo gobernante.   

Sin embargo, el peronismo, que se presenta como Juntos Avancemos, consiguió armar una propuesta que a priori suena competitiva, con Marcelo Lewandowski como favorito para ganar la interna y tres postulantes que buscan pescar en la pecera del voto más kirchnerista: Eduardo Toniolli del Movimiento Evita, Leandro Busatto de La Corriente que lidera Agustín Rossi, y Marcos Cleri de La Cámpora.

Lewandowski, que fue inscripto sobre el filo del cierre de listas después de que Perotti resignara la postulación de su hombre de confianza, Roberto Mirabella, es respaldado por el gobernador y la mayoría de los intendentes peronistas. Es decir, cuenta con el apoyo formal del aparato provincial, aunque en los hechos hizo campaña bastante solo, de manera independiente a la del gobernador. Una de sus fortalezas es su alto nivel de conocimiento, sobre todo de la ciudad de Rosario. 

Su expectativa es ser el candidato más votado de las Paso, para que, aunque en la suma el peronismo coseche menos que la oposición, esa sea su plataforma para lanzar la campaña para los comicios de septiembre.

Los otros postulantes
También en el Frente de Izquierda, hay interna. Compiten Octavio Crivaro con Carla Deiana. 

El resto de los candidatos, que como los dos anteriores tienen como principal objetivo superar el piso del 1,5% para estar en los comicios generales, no tienen competencia al interior de sus agrupaciones.

Eduardo Maradona es el candidato de la Coalición Cívica que lidera Elisa Carrió, que decidió no formar parte de Unidos para Cambiar Santa Fe por sus diferencias con sectores del socialismo a los que acusa de pactar con el delito.

Si bien Javier Milei no tiene candidatos propios ni le levantó la mano a ninguno en la provincia, el rafaelino Edelvino Bodoira apuesta a representar al electorado del minarquista a través de su lista “Inspirar”, que integra la lista “Viva la Libertad”.

Gustavo Marconato, que fue diputado nacional del Frente para la Victoria por dos mandatos,competirá por la lista “Escucharte”.

También está la opción del Partido Moderado de Walter Eiguren. El aspirante al Ejecutivo viene del peronismo, fue denunciado en 2009 por pedir dinero a cambio de acelerar gestiones para obtener viviendas, y junto a su esposa fundó el partido que tuvo reconocimiento oficial recién el año pasado.

 

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email