Agroindustriales: Bunge compró Viterra y se potencia como otro gigante global del agro ¿Cómo impactará en Argentina?

Negocios & Empresas Reuters
bunge-puerto-general-san-martin

Las dos multinacionales agroindustriales confirmaron este martes un acuerdo para fusionarse. Supone el nacimiento de un holding con negocios por U$S 34.000 millones. En 2022, Viterra fue el mayor agroexportador de Argentina y Bunge, el cuarto.

Las empresas multinacionales del agro Bunge y Viterra (ex Glencore) confirmaron este martes la decisión de fusionarse para crear un gigante del comercio agrícola de aproximadamente U$S 34.000 millones de dólares, según informó la agencia Reuters.

De esta manera, Bunge ahora escalará de manera de acercarse a la dimensión que tienen sus principales competidores en el mercado agroindustrial: Archer-Daniels-Midland (ADM) y Cargill.

 Según el acuerdo, los accionistas de Viterra obtendrán alrededor de 65,6 millones de acciones de Bunge, con un valor de alrededor de U$S 6.200 millones y alrededor de U$S 2.000 millones en efectivo.

Es decir, que la operación se cerró por unos U$S 8.200 millones, a lo que debe sumarse que Bunge también asumirá U$S 9.800 millones de la deuda de Viterra, según el comunicado.

¿IMPACTO EN ARGENTINA?
En este marco, Reuters recordó que Bunge ya es el procesador de semillas oleaginosas más grande del mundo y los analistas dijeron que los negocios de crushing de Viterra podrían enfrentar un escrutinio regulatorio en Canadá y Argentina.

Sucede que Viterra también tiene importantes operaciones en Argentina y es posible que esta fusión deba ser aprobada por las autoridades locales, con el fin de evitar casos de monopolio en la comercialización de granos y subproductos.

Como dato relevante, en 2022 Viterra fue la empresa agroexportadora con más Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) registradas, por 12,32 millones de toneladas (15% del total); mientras que Bunge fue la cuarta, con 7,55 millones (9%).

Es decir, que entre ambas, el año pasado concentraron el 22% de las exportaciones de granos y subproductos de Argentina; lo que significa poco más de una de cada cinco toneladas.

 En lo que es capital empresario, Bunge posee terminales agroexportadoras en Ramallo y Puerto General San Martín, y también una amplia red de acopios en diversos puntos del interior argentino. Además, es accionista de Terminal 6 (una de las más grandes del país) en Puerto San Martín junto a Aceitera General Deheza (AGD), una sociedad que se replica en la fábrica de bioetanol Promaíz.

Viterra, en tanto, tiene la aceitera más grande del mundo (Renova, en Timbúes) y los complejos bonaerenses de Daireaux y Quequén

DATOS DE MERCADO
Por fuera de nuestro país, la novedad también tiene un impacto lógico y significativo en otras naciones agroexportadoras, como Brasil, donde Bunge el año pasado fue el mayor exportador de maíz y soja; mientras que Viterra fue tercero y séptimo, respectivamente.

Combinadas, las empresas representaron alrededor del 23,7% de las exportaciones de maíz de Brasil en 2022 y el 20,9% de las de soja del vecino país.

Del mismo modo, en Estados Unidos el negocio de compra y venta de granos de Viterra se expandió a través de la compra de Gavilon el año pasado. La fusión mejoraría los negocios de exportación de granos y procesamiento de semillas oleaginosas de Bunge para llevarlo a ser el segundo exportador de maíz y soja del mundo, donde tiene una presencia menor que ADM y Cargill.

Asimismo, el acuerdo también amplía la capacidad física de almacenamiento y manejo de granos de Bunge en el principal exportador de trigo de Australia, donde la compañía actualmente opera solo dos elevadores de granos y una terminal portuaria en la parte occidental del país. Viterra, en cambio, tiene 55 sitios de almacenamiento en el sur de Australia y el oeste de Victoria y seis terminales de exportación de granos a granel.

En Ucrania, el principal productor de girasol del mundo y el mayor proveedor de aceite de girasol, una combinación de Bunge-Viterra tendría tres plantas de procesamiento de semillas oleaginosas en el sur y el este del país, en Kharkiv, Dnipro y Mykolaiv.

LA OPERACIÓN
El equipo de gestión de Bunge, dirigido por el CEO Greg Heckman, quien asumió el cargo principal en 2019 cuando la propia empresa era un objetivo de adquisición, supervisará la empresa combinada.

Bunge dijo que planea recomprar U$S 2 mil millones de sus acciones para mejorar la acumulación del acuerdo a la ganancia ajustada.

Los accionistas de Viterra poseerán el 30 % de la empresa combinada tras el cierre previsto del acuerdo a mediados de 2024, y alrededor del 33 % tras la finalización del plan de recompra.

Cabe recordar que Bunge, el principal productor de aceites vegetales del mundo, también se asoció con el gigante petrolero Chevron y el gigante de semillas y productos químicos Bayer para perseguir la creciente demanda de materias primas de combustibles renovables.

 La adquisición de Viterra generaría más ingresos para Bunge, que fueron de U$S 67.200 millones en 2022, más en línea con los de ADM, que registró ventas de casi U$S 102.000 millones el año pasado.

Antes, a principios de 2017, había sido Viterra, entonces conocida como Glencore Agriculture, la que había intentado adquirir Bunge, que entonces estaba valorada en U$S 11.000 millones. El intento fue rechazado.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email