Convocatoria de docentes: “Basta de violencia” luego de la balacera ocurrida frente a una esuela

General Conclusión
docentes.marcha-balaceras

Cientos de docentes se concentraron este miércoles a la mañana frente a la sede del Ministerio de Educación bajo el lema “Basta de violencia” luego de la balacera ocurrida este martes a la tarde en barrio Empalme Graneros, ocasión en la que resultó herido un nene de 6 años. La medida fue tomada por Amsafe Rosario y acompañada por Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y el Sindicato de Docentes Privados (Sadop). El referente de este último gremio habló sobre la “hipocresía” de los dueños de las instituciones educativas que en situaciones como esta “abren las puertas de las escuelas por la presión de los padres”.

En sus discursos, los docentes instaron a los gobiernos nacional y provincial para que “pongan en agenda a la educación pública”.

Parafraseando al militante Cristian Pocho Lepratti asesinado por la Policía hace 21 años, uno de los carteles que alzaban los maestros rezaba: “Bajen las armas que acá hay pibes y pibas creciendo”. También otros que decían: “Basta de violencia en nuestras escuelas” y “La docencia dice Basta”.

“Necesitamos que cuiden a las instituciones y a nuestros chicos y chicas.  Paro y concentración con la comunidad educativa y con toda la docencia y de todos los sindicatos para salir a la calle”, señaló una de las docentes durante un breve discurso e instó a Ctera a adherirse a la medida.

“Basta de balaceras, el Estado es responsable”, señaló otra de las maestras en la marcha que se unía dos reclamos: el de la seguridad y la construcción de un edificio escuela en Nuevo Alberdi.

“LA HIPOCRESÍA DE LOS EMPRESARIOS”
Martín Lucero, del Sindicato de Docentes Privados (Sadop) también estuvo presente y dijo: “Lamentablemente no tenemos que volver a juntar en el mismo lugar adonde venimos a buscar respuestas y de donde no nos llevamos respuestas”, comenzó Licero y expresó su solidaridad con la comunidad educativa de la escuela Ortolani y con la familia de la criatura que resultó baleada”.

“Qué están esperando? O acaso nadie sabía de que una bala iba a ir para otro lado. Esperemos que no haya que lamentar cosas más graves”, dijo el gremialista.

Lucero, que estuvo acompañados por delegados de Sadop, dijo que “también se tiene que poner al descubierto la hipocresía de los dueños de las entidades privadas que se reúnen con funcionarios del Ministerio de Seguridad todos los días y que no nos permiten desobligar a los maestros”.

“No se puede desobligar porque en si bien los maestros tienen la voluntad de venir a la marcha, las escuelas quedan abiertas porque los padres presionan y los compañeros se van, los chicos quedan dentro de la escuela y si les pasa algo, los que vana tener problemas en su trabajo van a ser los compañeros que se fueron”, cerró Lucero.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email