Chatea con nosotros, impulsado por LiveChat

Más de 250 mil personas, que compraron dólares accedían a una ayuda social

Actualidad Por Radio Con Vos
tolosa-zabaleta

El edificio de los tribunales federales de Comodoro Py será el escenario de la investigación por el cobro irregular de los planes sociales. Se trata de un escándalo que salió a la luz la semana pasada cuando se supo que más de 250 mil personas, que compraron dólares o que declararon bienes personales accedían a la ayuda social, algo prohibido en los términos de la asistencia y por ley.

La causa quedó radicada en la Fiscalía Federal a cargo de Guillermo Marijuan, quien señaló que este lunes accederá de manera personal al informe completo que elaboró la AFIP y contiene el detalle del entrecruzamiento de datos por el cual se arribó a la llamativa conclusión. Una vez que ese material sea analizado se estudiará si corresponde la suspensión del pago de los planes o alguna medida similar.

En declaraciones a Radio Con Vos, el funcionario judicial describió que habría personas que "adquirieron dólares, que cobraron el programa de personas fallecidas y que declararon bienes personales teniendo el Potenciar Trabajo".  

En ese marco, el fiscal dijo que si una persona solicita la ayuda social porque está desocupada "no puede de ningún modo comprar dólares para acopiar o revender" y que "si supera el mínimo imponible de bienes personales no es una persona que necesite la ayuda del Estado". En el caso de las personas fallecidas aclaró que el cobro del programa social no es algo que otra persona puede heredar, sino que una vez que se constata el fallecimiento, el beneficio cesa. 

El escándalo en torno al cobro irregular de los programas sociales surgió a partir de un entrecruzamiento que realizó la AFIP en octubre pasado a pedido del ex ministro de Desarrollo Social Juan Zabaleta y cuyo resultado preliminar fue publicado en Infobae.

La denuncia de Marijuan
Luego de pedir el listado de los beneficiarios de planes sociales al Ministerio de Desarrollo Social que encabeza Victoria Tolosa Paz, el fiscal realizó una denuncia por defraudación contra la administración pública.

Además, solicitó que una vez que la investigación se impulse se suspenda el pago del programa Potenciar Trabajo a quienes cometieron las irregularidades y se realice un reempadronamiento.

Por otro lado, se conoció que hubo al menos 35 mil personas involucradas en la compra de dólares en simultáneo con el cobro del plan social. Otra línea que se investiga es la adquisición de la ayuda estatal de 2.800 personas que figuran en los registros como fallecidas. 

Qué puede pasar con los beneficiarios irregulares
Durante la entrevista radial, el fiscal no se animó a dar precisiones acerca de qué puede pasar con cada uno de los más de 250 mil casos detectados en el informe. Sin embargo, estimó que una vez que analice el informe de la AFIP podría tomar una decisión. 

"Pedir la baja de esos planes es una posibilidad al igual que la suspensión con reempadronamiento", sostuvo el funcionario del Ministerio Público Fiscal. "En primer lugar tendríamos un éxito en poder evitar que el delito se siga cometiendo", estimó Marijuán.

El informe realizado por AFIP comenzó en la gestión Zalabeta y terminó con Tolosa Paz.
Además, el funcionario especuló con que detrás de los más de 250 mil cobros irregularidades puede haber situaciones en las que haya personas en condiciones de recibir el programa y al recibirlo "fueron contratados por inescrupulosos financistas o un particular que le pidió que le compre dólares y ahora mete en un lío al titular del plan". De todos modos, afirmó que "la Fiscalía va a tener la posibilidad de saber quién es esa persona". 

Barajar y dar de nuevo
Las irregularidades en torno al cobro de los programas sociales no son algo nuevo y de vez en cuando aparece algún caso que deja eso al descubierto. 

Sólo por mencionar un ejemplo, a mediados de año el Gobierno le suspendió el pago del programa Potenciar Trabajo a Mariana Alfonzo, tildada como la "planera". Fue luego que la mujer se haga viral en las redes por jactarse de no trabajar y defender la asistencia social.

"Tendría que ocurrir que la gente se inscriba en bocas como las municipalidades, se haga un primer estudio que arroje si la persona está en relación de dependencia o si tiene algún ingreso y después, si cumple los requisitos, se le entregue la tarjeta en su casa. Que no haya ningún intermediario como puede ser un puntero. Y que la persona sepa que la única contraprestación se la va a pedir el Estado", opinó Marijuán acerca de la manera en la que tendría que gestionarse la ayuda social.

Sin embargo, en el estado actual de las cosas, el fiscal especializado en materia de asistencia social consideró que es necesario barajar y dar de nuevo. "Me parece que va a llegar un momento en donde se va a tener que dar de baja todo lo que hay, largar un solo plan y que toda la gente se inscriba donde corresponde, con tal obligación y que ese trabajo sea controlado", lanzó. 

Te puede interesar