"Un pacto histórico" de diez provincias para "romper con las asimetrías y desigualdades" del centralismo porteño

General Por P/12
gobernadores-norte-grande

La reinstalación del Parlamento del Norte Grande, que se selló en Santiago del Estero, fue otro paso institucional del agrupamiento que se está produciendo entre estas diez provincias que apunta --en los que consideraron un “pacto histórico”-- a "romper definitivamente con las asimetrías y desigualdades" con las zonas más desarrolladas del país y en especial la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La iniciativa busca "embanderar a esta región de un federalismo práctico puesto en acción y gestión para que el desarrollo y progreso de estas regiones se pueda plasmar en hechos", afirmaron los vicegobernadores que pusieron en marcha la XLVI Reunión Plenaria del Parlamento del NOA que se extenderá hasta el viernes y cuyo objetivo es sumar a todas las provincias del NEA. Esta organización bien podría decirse que tiene puntos de contacto con la Liga de Gobernadores --que se reunirá este viernes en Chaco-- aunque ya con un perfil más político partidario pero que avanza sobre la recuperación de un mayor federalismo. 

En sus primeras deliberaciones, los legisladores provinciales que integran el nuevo parlamento pidieron más subsidios al transporte y normalizar provisión de gasoil. El encuentro se cerrará con la participación del ministro de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, que acompañará la decisión de fortalecer las instancias parlamentarias regionales.

 El encuentro arrancó ayer por la mañana en la Cámara de Diputados de Santiago del Estero. Allí, el anfitrión y vicegobernador Carlos Silva Neder recibió a sus pares Florencia López (La Rioja); Rubén Dusso (Catamarca); Carlos Haquim (Jujuy); Antonio Marocco (Salta); Sergio Francisco Mansilla (Tucumán); Analía Rach Quiroga (Chaco); Eber Wilson Solís (Formosa); y en forma virtual también se sumaron Pedro Braillard (Corrientes) y Carlos Arce; lo que cuatro provincias del NEA (Chaco, Formosa, Corrientes y Misiones) se sumaron a la firma del acta de la nueva integración regional.

Luego se puso en marcha la sesión plenaria con 12 diputados por cada una de las provincias del NOA, a las que luego se incorporarán los representantes legislativos del NEA. Antes, en rueda de prensa, los vicegobernadores expusieron sus demandas más inmediatas: la necesidad de que Nación otorgue más subsidios al transporte del interior y solucionar el abastecimiento de gasoil que afecta a esas provincias. 

Pero también dejaron en claro la visión estratégica que unifica a las diez provincias que ahora integran el Parlamento del Norte Grande. "Estamos convencidos que esta es la forma de hacernos escuchar, de acompañar a los gobernadores", porque a través "de este nuevo parlamento del Norte Grande no solo crecemos en cantidad sino también como espacio institucional y político", dijo Mansilla. "Como región hay temas que nos unen, si bien en este parlamento tenemos representantes de distintos partidos políticos, pero las resoluciones salen todas por unanimidad, o sea que nos vamos a hacer fuerte como espacio y para brindarles herramientas a nuestros gobernadores, hacernos fuerte como región y pelear en temas que nos unen y nos afligen a todos", agregó el vicegobernador tucumano.

"Nosotros queremos empezar a terminar de romper esas asimetrías que lastimosamente se han venido dando a lo largo de toda la historia de la República Argentina y que verdaderamente haya un federalismo práctico en gestión y acción, que puedan significar el desarrollo y despegue definitivo de este norte argentino, tanta veces postergado", puntualizó el santiagueño Silva Neder, que le puso nombre a esas postergaciones: "Y en definitiva, el puerto en la ciudad de Buenos Aires es la parte más fina de ese embudo que succiona todo el desarrollo y progreso de las regiones del interior del país", afirmó y propuso que para eso "queremos que haya verdaderos polos de desarrollo regionales".

La vicegobernadora chaqueña, Rach Quiroga, celebró esta iniciativa, porque "va coincidentemente con acompañar esta visión que han tenido los gobernadores del norte grande, de empezar a plantear con mucha fuerza una agenda que visibilice las necesidades, demandas y las desigualdades que son históricas y estructurales". "Empezar a pensar también en el futuro de la argentina desde la parte más postergada que tiene que ver con el norte argentino", sostuvo.

El salteño Marocco le puso números a su representación política: "lo que significamos para el país como población, como parte del territorio y representación institucional en el Congreso de la Nación, porque casi el 42 por ciento de la Cámara de senadores está constituida por senadores del norte grande y un 25 por ciento en la Cámara de Diputados". "Eso nos lleva a pensar que esta representación –continuó el vice salteño-- de 10 millones de ciudadanos que componemos la región y con casi un 22 por ciento del territorio nacional, más nuestra producción que representan casi un tercio de lo que produce el agro argentino, nos hace redoblar esfuerzos para tener un país mejor desarrollado, más productivo, con más oportunidades y menos desigualdades".

La situación de sus provincias aceleró la unidad de los gobernadores del Norte Grande para plantear sus demandas. En su última reunión, el parlamento del NOA emitió “una resolución unánime de expresar la preocupación por la extrema concentración de poder económico y político en la actual ciudad de Buenos Aires que genera asimetría”. El nuevo organismo deliberativo nace en el marco de la consolidación del Consejo regional del Norte Grande, que preside el mandatario santiagueño Gerardo Zamora, y que empujó en el Congreso nacional la creación de la región del Norte Grande como expresión territorial.

El reagrupamiento de los mandatarios provinciales también abrió el camino a la flamante creación de la nueva Liga de Gobernadores (16 provincias gobernadas por el FdT) que emitió un primer documento en el que reclamaron una “justa y equitativa distribución de los recursos con un criterio federal” junto con la propuesta de reforma de la Corte Suprema con 25 miembros. Además, este grupo de gobernadores --con excepción de los radicales Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) que integran el Norte Grande--, expresaron su preocupación y expresaron su apoyo al Gobierno nacional en un escrito a la Corte Suprema en el diferendo que tiene la Nación con la Ciudad por los recursos asignados para cubrir los gastos por la transferencia de la Policía al distrito porteño.

Te puede interesar