Bienvenidos a RosarioNet

Noticias...

Un senador de Milei propuso legalizar la venta de niños

senador-tucuman

Ocurrió tras la aprobación por unanimidad de un proyecto de ley para endurecer las penas por "venta y compra" de menores. El legislador riojano de La Libertad Avanza, Juan Carlos Pagotto, quería que los progenitores quedaran exceptuados de sanciones "cuando mediare estado de necesidad".
 
Un escándalo mayúsculo tuvo lugar esta semana en el Senado cuando se discutía en la Comisión de Justicia y Asuntos Penales un proyecto de ley para aumentar las penas por el delito de sustracción y/o comercialización de menores de edad, en medio del conmocionante caso de Loan Danilo Peña, el niño correntino desaparecido desde el 13 de junio. El senador riojano Juan Carlos Pagotto, de La Libertad Avanza, intentó que se exceptúen los casos en los que las familias estén cursando un "estado de necesidad".

El proyecto de ley, presentado por los senadores radicales Carolina Losada y Eduardo Horacio Galaretto, busca tipificar como delito la compra y venta de niños, niñas y adolescentes (llamativamente, no existe esa figura en el Código Penal). Había sido presentado originalmente en 2022, pero había perdido estado parlamentario.

Entre otros puntos, pretende cambiar el artículo 139 bis del Código Penal sobre la "venta y compra" de menores de edad, cuya pena mínima era de tres años.

El texto planteaba aumentar las penas, de "4 a 10 años al que reciba y a quien entregue a un menor de edad mediando precio, promesa de retribución o cualquier otro tipo de contraprestación, si no resultare un delito más severamente penado”. 

Además, incorpora en el artículo 139 ter, que prevé la pena de prisión de "5 a 15 años para quien facilite, promueva o intermedie de cualquier modo los delitos vinculados a la supresión y suposición del estado civil y la identidad". Siempre en el caso que el hecho no quede comprendido como un delito con una pena más severa.

Asimismo, puntualiza que el funcionario público o profesional esté involucrado en este tipo de delito será penado con "prisión más inhabilitación especial por el doble de tiempo que la condena".

En tanto, durante la sesión del pasado jueves, el proyecto resultó aprobado por unanimidad con 63 votos a favor. Sin embargo, una intervención maliciosa de Pagotto, quien preside la Comisión, generó un escandaloso malestar y repudio entre los senadores, que pidieron que el documento vuelva a ser revisado en comisión para deliberar con profundidad sobre el articulado.

Trata de Niños: la trampa de LLA para legalizar su comercialización 
En rigor, el funcionario de La Libertad Avanza hizo trampa, ya que al momento de leer el proyecto aprobado por mayoría, le sumó unas modificaciones de su autoría que no habían sido discutidas, con el objetivo de aprobar la venta de niños. Cuando repasó el expediente, añadió: "Queda exento de esta pena el progenitor que entregare a su hijo cuando mediare estado de necesidad".

"Usted no está leyendo el dictamen, está leyendo una propuesta que trajo y está en nuestras bancas, pero no es el dictamen", les espetó la senadora de Unión por la Patria (UP), Juliana Di Tullio.

Di Tullio se refería a uno de los planteos que propuso el libertario cuando fue su turno de exponer sus modificaciones al proyecto en el recinto. Entonces, Pagotto había sugerido que "hay familias enteras que tienen ocho o nueve hijos, que alguna vez han dando, como quien dice, algún chico", y apuntó: "si nosotros los sancionamos, dejamos todo el resto de la familia sin protección".

 "Ésta es una de las realidades que tenemos, y lógicamente, toda excepción a la ley es odiosa, pero lo tenemos que tener en cuenta", había justificado el senador.

En tanto, al advertir que, tras la votación, el senador había incluído esa excepción no discutida en el dictamen, la funcionaria se lo remarcó: "Es raro el tratamiento que le ha hecho usted, como presidente, a un dictamen acordado para esta sesión, y dejarnos sobre las bancas modificaciones que supone usted que debemos votar pero nadie sabe ni discutió".

Cabe señalar que el texto de Losada y Galaretto contemplaba la eximición de la pena a los progenitores en "situación de vulnerabilidad, ignorancia o facultades mentales alteradas", a excepción de "aquellos casos donde se denoten antecedentes relacionados a los artículos comprendidos en este Capítulo".

A raíz del escándalo, el jefe del bloque de Unión por la Patria (UP), José Mayans, planteó una moción para que el texto regrese a comisión para su revisión en el articulado, que finalmente será discutido el miércoles 10 de julio.

En las redes sociales, la organización "Militamos adopción" celebró la agudeza de los senadores opositores para advertir la trampa, y expresó: "Los niños no son mercancía, ni puede equipararse la apropiación con adoptar. No existe la adopción ilegal, si no es legal es apropiación".

 La postura del senador riojano acerca de la comercialización de niños por "necesidad" quedó en sintonía con las ideas que el presidente Javier Milei esbozó en 2022, cuando aún era diputado nacional. En aquel entonces, luego de haberse manifestado a favor de la venta de órganos, en declaraciones radiales, consignó que la discusión sobre la venta y compra de menores de edad era todavía "un tema muy abstracto" para "el estadío" en el que se encontraba "la sociedad argentina”.

En ese momento, el ultraderechista fue interrumpido por un periodista que lo cuestionó: "¿Pero la respuesta es “no”? Si te preguntan si estás de acuerdo con la venta de niños”, a lo que Milei respondió balbuceando: “No, depende. Digamos que depende de en qué términos estés pensando".

Y amplió: "Cuando digo que soy paleo libertario, quiere decir que en un mundo anarcocapitalista le das un lugar a los usos y costumbres. Va a aparecer un entramado legal como consecuencia de las decisiones de las personas y quizás, en uno de esos contextos, es absolutamente repudiable y no se hace".

"Tiene que ver con lo que decidió la sociedad y cómo piensa determinadas cosas", insistió Milei sobre su cosmovisión de niños como mercancía. Y para cerrar su explicación, aclaró: "Yo si tuviera un hijo no lo vendería, pero de nuevo, no es lo que está discutiendo la sociedad argentina hoy. Quizás de acá a 200 años, qué sé yo.

La propia ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, cuando fue rival de Milei en la carrera presidencial 2023, utilizaba la postura de libre comercialización de niños del ultraderechista como argumento para criticarlo.

 Por entonces, en declaraciones públicas, la excandidata presidencial cuestionaba al "ídolo" de Milei, Murray Rothbard, y advertía a los electores sobre su peligrosidad como mandatario nacional citando una polémica frase del economista autríaco: "Los padres son propietarios del niño, y como tales, pueden donar o vender sus derechos sobre él, en virtud de un contrato voluntario. En suma, en una sociedad libre, puede haber un floreciente mercado libre de niños. Los padres tienen derecho o no a alimentarlos, pueden dejar morirlos de habre, porque esa es la libertad".

Página/12 + Foto

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

RosarioNet