Reculando: el gobierno postergó el aumento de combustibles, gas y luz

Boletín Oficial
surtidores

Desde el ministerio de Economía confirmaron que se publicará un decreto en el Boletín Oficial para posponer a junio el incremento del impuesto a la nafta y gasoil. En tanto, los entes reguladores Enargas y ENRE aún no publicaron los nuevos cuadros tarifarios.
 
Con el fin de frenar el impacto sobre la inflación, el Ministerio de Economía comunicó en la noche de este martes que publicará un Decreto en el Boletín Oficial, a través del cual se postergará la fecha en la que tendrá efecto la actualización correspondiente al Impuesto a los Combustibles. Además, el gobierno de Javier Milei decidió suspender por el momento los aumentos de tarifas de gas y luz que tendrían que aplicarse a partir de mayo.

Las novedades se conocen luego de la aprobación general y en particular de los capítulos de la "Ley Bases", que profundiza el plan de ajuste de la administración ultraderechista.

A partir de este miércoles, debía empezar a regir la fórmula de actualización mensual de las tarifas de gas y electricidad que el Gobierno diseñó para que los aumentos otorgados no queden atrasados respecto de la inflación.

 En cuanto a los combustibles, a partir de la norma que se publicará en el Boletín Oficial, el Gobierno definió diferir la actualización correspondiente al cuarto trimestre de 2023 de los Impuestos sobre los Combustibles y al Dióxido de Carbono para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, al 1° de junio de 2024.

 Sin embargo, los entes reguladores Enargas y ENRE no publicaron los nuevos cuadros tarifarios a la espera de una definición de la cartera a cargo de Luis "Toto" Caputo.

Los organismos ya tenían calculado cuánto sería la suba que le correspondería a las empresas: 10,69% para las distribuidoras eléctricas, 12,5% para las distribuidoras de gas y 12% para las transportistas de gas. Ahora todo quedó en suspenso.

 Economía debía definir si avanzaba con una quita de subsidios para los sectores de ingresos bajos (N2) y medios (N3) en gas y electricidad; si aumentaba el costo que pagan los comercios, industrias y hogares de ingresos altos, y si autorizaba el ajuste mensual de tarifas para las empresas.

Al final, nada de esos sucederá y todo continuará como estaba o peor, ya que la inflación y la devaluación mensual se mantiene al ritmo del 7% y 2% mensual y cada vez más los usuarios residenciales de ingresos bajos y medios demandan más subsidios.

A partir del 2 de mayo, los boletos de tren en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) sufrirán un aumento del 54 por ciento, que llevará el valor del boleto mínimo de 130 a 200 pesos (0-12 km), de 169 a 260 pesos (12-24 km) y de 208 a 320 pesos en adelante.

El boleto mínimo de colectivo en el AMBA, en tanto, se mantiene en 270 pesos desde febrero, pero se espera un aumento del 22 por ciento, lo que ayudaría a cubrir el incremento salarial demandado por el gremio de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Mientras que en la Ciudad de Buenos Aires, el boleto del subte pasará de 125 a 574 en mayo y llegará a 757 aproximadamente en un mes más, lo que representa un incremento del 506 por ciento en dos meses.

Asimismo, desde el 26 de abril pasado, los peajes en rutas nacionales y accesos a la Ciudad aumentarán un 200 por ciento, con tarifas mínimas de 900 pesos en hora pico.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email