Silicon Valley Bank: 15 empresas argentinas tenían fondos en el colapsado banco

Negocios & Empresas Endeavor
banco-quebrado

Los esfuerzos de los entes reguladores de los países centrales y el empeño de los ejecutivos financieros por mitigar los temores de contagio provocados por la quiebra de Silicon Valley Bank (SVB) no consiguen calmar a los mercados internacionales. Y hubo impacto local.

La solvencia de las compañías se puso en debate por el colapso bancario y en este caso, también compromete muchas empresas argentinas que tenían depósitos en el SVB. Todas son compañías tech, muchas chicas, startups, y hay al menos 15 de ellas que pertenecen a la red de emprendedores Endeavor, según se confirmó hoy. El número total es bastante más grande y más difícil de estimar.

“Muchos tenían ahí fondos que les costó mucho levantar y conseguir. Hoy desde Endeavor los estamos ayudando. Por suerte, muchos ya los recuperaron. Todo pasó en pocos días. Son unas 15 startups locales de nuestra red en esa situación. Son empresas en franco rendimiento. Algunos sacaron fondos el jueves y otros tenían menos de USD 250.000, el corte inicial para sacar dinero”, dijo María Julia Bearzi, directora ejecutiva de Endeavor.

“Los ayudamos a que puedan abrir otras cuentas en otros bancos aliados que tenemos en EEUU para que puedan seguir haciendo frente a sus compromisos. Están inmersos en los trámites de apertura de cuentas en bancos, son contactos con JP Morgan y el Chase, no bancos chicos”, aclaró.

 Bearzi no dio nombres de las empresas involucradas, pero Infobae pudo saber que entre ellas están VU, una importante empresa de seguridad informática desde donde aseguran haber sacado todos los fondos depositados. “Fue un fin de semana de mierda para muchas empresas”, reconocieron.

 Desde Endeavor destacaron que, en todos los casos, no hay afectación para los clientes de las empresas, que se trata de fondos que las startups usan para hacer frente a algunos de sus compromisos.

“El jueves pasado cumplía años y a las 16 me llegó un mensaje hablando de la posibilidad de riesgo del SVB, no les di bola. Pero luego me llamaron los fondos que invirtieron en la empresa y ahí todo cambió”, le contó a este medio Martín Perri, CEO de Nulinga, una plataforma de enseñanza de idiomas en empresas, con clientes como Mercado Libre, dLocal, Kavak, AB Inbev y otros. “Sacamos la plata rápido porque imaginamos que podría haber una corrida y por suerte el viernes se ejecutaron las transferencias, antes que el regulador tomara el control del banco”, detalló.

Tomás O’Farrell, del marketplace de freelancer Workana, publicó en Linkedin que la empresa tenía en el banco el 25% de sus fondos, que finalmente pudieron sacar. Algo similar ocurrió con Moova, un proyecto de logística digital, según Tony Migliore, su CEO: “Nos movimos rápido y sacamos los fondos de la cuenta”. Algo similar ocurrió con el marketplace de servicios agropecuarios La Rotonda, del emprendedor Leonardo Valente.

Los nombres aparecen en cuentagotas y muchos emprendedores no quieren figurar en la prensa por más que hayan salvado sus fondos, pero los “chats del sector están prendidos fuego, ahora un poco más calmados, es verdad”, reconoce un integrante del ecosistema emprendedor.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email