Tras varios amagues finalmente la tarjeta SUBE llega a Rosario.

General Julio Decima Julio Decima
tarjeta-sube

El gobierno nacional quiere avanzar en la implementación de la tarjeta en todo el país. Esto significa que el subsidio al transporte del interior va directamente al pasajero y pasajera.
 En total serán 723 dispositivos los que deben colocar. 

Tras varios amagues finalmente la tarjeta SUBE llega a Rosario. El proceso de transición de la Movi al nuevo sistema ya se puso en marcha con las primeras máquinas canceladoras instaladas en los colectivos. Esto es gracias a que Nación anunció en noviembre que quiere que esté “funcionando” cuando comiencen las clases en marzo, a sabiendas que tendrían –por convenio- 120 días para aceitar el nuevo sistema en la ciudad.

“Queremos comenzar el ciclo lectivo 2023 con la tarjeta SUBE en funcionamiento”, afirmó en su momento Mirador Provincial el flamante secretario de Transporte nacional, Diego Giuliano.

Hasta el momento, las nuevas máquinas ya se encuentran instaladas en 50 colectivos. Las líneas que cuentan con las canceladoras implementadas son: 113, 115 y varias unidades de la firma Rosario Bus.
En total serán 723 dispositivos los que deben colocar. No obstante, “estamos en tiempo y forma”, admitió el subsecretario de Desarrollo Tecnológico, Marcelo Torres. No se trata de una tarea sencilla, porque hay que compatibilizar los equipos, instalación, realizar la prueba de conexión. Es por eso que se estima que todo esté listo recién a fines de febrero.

Cabe recordar que la incorporación del nuevo sistema en la ciudad implica una inversión de 2,5 millones de dólares por parte del Estado Nacional.

El arribo de la nueva tarjeta se enmarca en un contexto en el que el sistema de Transporte en la ciudad está atravesando una crisis. Por eso la llegada del nuevo plástico atraería más subsidios para este sector que viene económicamente muy estresado desde que estalló la pandemia en 2020.

El gobierno nacional quiere avanzar en la implementación de la tarjeta en todo el país. Esto significaría que el subsidio al transporte del interior vaya directamente al pasajero y pasajera.

¿Y el boleto único obligatorio?
Este miércoles 1° de febrero comienza a funcionar el Boleto Único Obligatorio. Se trata del beneficio que abarca a estudiantes, docentes y asistentes escolares de la provincia de Santa Fe. A la fecha, ya fue solicitado por más de cien mil personas.

Ante la llegada de la nueva tarjeta, el titular del programa, Roberto Benegui, comunicó que "llegado el momento y una vez puesto en funcionamiento el sistema SUBE en la ciudad, que está previsto para el inicio del ciclo lectivo, informaremos los pasos a seguir para el traspaso del beneficio de una tarjeta a otra".

Desde la Secretaría de Desarrollo Tecnológico afirman que la llegada de la tarjeta a Rosario es la "mayor implementación en los últimos años de Sube a nivel nacional" y prevén contar con una red de venta y recarga amplia.

La tarjeta SUBE incluye todos los beneficios de la tarifa social, como el 55% de descuento en el boleto para empleadas domésticas, jubilados y pensionados; estudiantes del programa “Progresar”, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, veteranos de Malvinas y a monotributistas sociales, entre otros.

De este modo la tarjeta SUBE subsidia a los usuarios del transporte que más lo necesitan y no a las empresas que prestan el servicio. A su vez, el sistema de la tarjeta la SUBE brinda datos precisos sobre la cantidad de pasajeros transportados y los kilómetros recorridos en base a los cuales se calcula la distribución de fondos nacionales a las diferentes jurisdicciones, un proceso que implicará una mayor transparencia.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email