Moolec: empresario rosarino tocó la campana en Wall Street

nasdaq-moolec1

El apellido Paladini, emblema del tejido empresario local, sumó un nuevo e importante hito a su rica historia. Gastón, cuarta generación de la familia titular del frigorífico, participó del tradicional "toque de campana" que inicia las operaciones del Nasdaq, el mercado con sede en Nueva York en el que cotizan las principales firmas tecnológicas. Lo hizo en su rol de CEO de Moolec, compañía especializada en la producción alternativa de proteínas.

“Hoy celebramos meses de arduo trabajo y trabajo en equipo. Ver a Moolec convertirse en pionera del movimiento Molecular Farming para alimentos y ser la primera empresa de este tipo en cotizar en Nasdaq es un gran logro del que estamos muy orgullosos", dijo Gastón Paladini en un comunicado de prensa difundido por la compañía.

Para Paladini, lo realizado este martes marca "un paso significativo en el crecimiento y expansión de la compañía", ya que "proporcionará una mayor visibilidad y acceso a los mercados de capitales globales para desarrollos futuros".

"Ahora todos pueden unirse a la revolución de la agricultura molecular. Es primordial para el mundo superar los principales desafíos del sistema alimentario y creemos que nuestra tecnología puede contribuir a encontrar soluciones asequibles y sostenibles. Promovamos, juntos, la ciencia en los alimentos para un futuro mejor", concluyó Paladini, que amén de sus responsabilidades en Moolec sigue participando del directorio de la empresa familiar. 

En la última semana de diciembre, Moolec -que pertenece al portfolio del grupo Bioceres- llegó a tener un valor de mercado superior a los u$s 1.000 millones, hecho que la transformó en un nuevo unicornio argentino.

Para llegar al Nasdaq, la empresa se vinculó con una empresa “vehículo”, que no tiene actividad y emite acciones en el mercado de valores con el objetivo de ser comprada por otra empresa o de fusionarse para comenzar a operar. Esta firma es LightJump, que aprobó en diciembre la fusión con Moolec. 

Como se mencionó oportunamente, uno de los fundadores es Gastón Paladini, quien si bien nació en Rosario partió desde joven a Buenos Aires, donde desarrolló una amplia carrera en el campo de la publicidad.

Paladini fundó Moolec poco antes del inicio de la pandemia, buscando hacer punta en un mercado que es tan inicipiente como prometedor: el mundo de las proteínas alternativas. Lo hace a través de la plataforma conocida como molecular farming.

Para intentar decirlo en palabras sencillas, Moolec está diseñando plantas modificadas genéticamente con el propósito de emplearlas como "fábricas" biológicas de proteínas, a partir de las cuales elaborar sustitutos cárnicos, lácteos y de ovoproductos.

Según se comunicó oficialmente, la tecnología utilizada por la firma está en desarrollo desde hace más de una década, distinguiéndose como pionera en la producción de proteína bovina a través de plantas. Actualmente, la empresa tiene 22 patentes internacionales, tanto concedidas como pendientes. "Moolec opera en los Estados Unidos, Europa y América del Sur", concluyó el texto difundido en medios especializados.

Fuente: La Capital