El ENAPRO rompe el silencio luego de 40 días de piquetes en el Puerto de Rosario

General SL24
puerto-conflicto

El ente de control del Puerto Rosario jugó fichas políticas en medio de la tensión de las protestas y utilizó el silencio como principal arma. Hoy con el conflicto terminado, el Presidente del ente sale con un comunicado "toreando" al concesionario.
   
Estos 40 días de conflicto en las puertas del Puerto de Rosario dejaron en evidencia como trabaja la política en Rosario en particular y en Santa Fe en general. Todo el sub mundo de negocios y relaciones se puso en movimiento para tumbar la concesión del Puerto de Rosario, una jugada muy osada y con resultados futuros impredecibles.

Esta jugada tiene dos objetivos en simultáneo para tomar el control de todos los puertos del sur de Santa Fe, en el caso de Rosario con el cambio de concesionario del Puerto y para los puertos del Gran Rosario es tomar el control de la Cooperativa de Trabajos Portuarios entidad que tiene como referente al diputado provincial Nicolás Mayoraz. 

Para sustanciar la jugada de cambiar el concesionario en el Puerto de Rosario, el ENAPRO que depende directamente del gobernador Omar Perotti, decidió en medio del conflicto cambiar del directorio al referente de Vicentin y Ultramar (actuales concesionarios) por Juan Manuel Ondarcuhú empresario que gestiona las terminales VI y VII del puerto de esa misma terminal, son graneleras. Está jugada se da en simultáneo con la aprobación por parte del SUPA Puerto San Martín para que Ordarcuhú pueda hacer estiba en los puertos del Gran Rosario.

“En mi carácter de Presidente del Enapro y en virtud del acuerdo arribado ante el Ministerio de Trabajo de la Nación entre SUPA Y TPR, donde sea acordó las cuestiones que suscitaban el conflicto en la terminal desde hace más de un mes y que es de público conocimiento y habiéndose realizado por vuestra parte denuncias ante la justicia penal y estando garantizado en el día de hoy el ingreso de trabajadores para el reinicio de las actividades”, sostiene el escrito firmado por Guillermo Miguel.

“Le solicito informe al Enapro en carácter de Poder Concedente y en el marco del contrato de concesión que nos vincula con la empresa concesionaria que Ud preside; cual es el estado de situación y los motivos por el cual las actividades siguen sin iniciarse con todo lo que ello conlleva al sector productivo de Rosario y la Región. Con motivo de ello solicito en forma urgente nos haga un informe detallado de situación y que se proceda al inicio de las actividades de forma inmediata”, agrega.

 Este conflicto tensionó el ecosistema dirigencial de Rosario, las organizaciones intermedias empresariales de la ciudad y la provincia no emitieron un solo comunicado de preocupación durante los más de 30 días de conflicto. Pero si hicieron luego de quedar expuestos por un comunicado nacional que emitió la UIA a través de su Presidente Daniel Funes de Rioja, que pedía la liberación de más de mil contenedores que estaban retenidos en los playones de la terminal portuaria.

El secretario general del SUPA, Cesar Aybar reclamó en su última conferencia de prensa el silencio y la falta de diálogo que tuvieron con el gobernador Omar Perotti y el intendente de Rosario Pablo Javkin. «Nunca se acercaron para saber que pasaba», aseguró Aybar. En está misma linea de silencio fue muy impactante también los movimientos del Ministerio de Trabajo de Santa Fe, que en cabeza de su ministro Manuel Pussineri, que habló del conflicto cuando todo estaba resuelto.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email