La Marcha del Orgullo fue más que nunca "una declaración política"

Actualidad P/12
marcha-lgt

Por Julián Ponsone
 
“Al armario NO volvemos más”, dice un cartel que se sostiene bien alto. Al lado, un grupo de amigues habla y ríe. No se escucha bien, la fiesta está muy alta, pero una idea queda: es la primera marcha de une de elles. Tienen un glitter que desborda esfuerzo y color, los ojos delineados y pulseritas arcoíris, une de elles también coloridas las medias. Hoy es el día. Vinieron orgulloses.

“Por más que sea la 32ª Marcha del Orgullo LGBTTTIQANB+, siempre es la primera de alguien”, dice Ana Priotti de Mala Junta, una de las más de 60 organizaciones que conforman la Comisión Organizadora de la Marcha del Orgullo de Buenos Aires (COMO). Esta fiesta es uno de los eventos más masivos de Argentina y Latinoamérica: el año pasado, un millón trescientas mil personas participaron de la convocatoria.

Ana dice que este año son más los voluntarios, que “por suerte cada vez somos más”, y que esperan que sea la más convocante hasta el momento. Al momento de cerrar esta nota, el Gobierno de la Ciudad estimó entre 1.5 y 2 millones de personas movilizadas. Es decir, entre 300 y 700 mil personas más que el año anterior. Dice que la coyuntura obliga: “La Libertad Avanza (LLA), es una clara amenaza contra la comunidad con sus discursos de odio, discriminación y violencia”.

La COMO convocó a todes a movilizarse bajo las consignas “Ni un ajuste más, ni un derecho menos. ¡Ley antidiscrimatoria, Ley Integral Trans Ya! ¡Frenemos a les antiderechos!”. También convocaron la Comisión Organizadora de la Marcha del Orgullo – Línea Histórica y el Malón del Orgullo. A pesar de los diferentes puntos de vista de las organizaciones, una cosa predomina: los derechos no se discuten. Derechos sí, derecha no.

Históricas
¿A quién le debemos tanto orgullo, el libidinoso abrazo colectivo? ¿Y el mínimo pasillo estrechado por la cantidad de cuerpos por el que se camina en esta plaza llena? En 1992, la primera marcha del Orgullo Lésbico-gay-trans de Argentina movilizó apenas 300 personas.

Muchas de ellas tenían la cara tapada; máscaras y mascarillas, los únicos escudos ante la condena social que significaría ser diferente. Mucho cambió de esa primeras marchas en conmemoración a las revueltas de Stonewall Inn. Hoy, apenas el pudor tapa los cuerpos, las caras y las identidades que se juntan para celebrar.

Flavio Rapisardi, militante histórico y coautor del libro Fiestas, baños y exilios, es homenajeado junto a otres compañeres en el Congreso. "Recibo este homenaje con mucho agradecimiento, me hace recordar a todos los que ya no están”, dice y agrega: “Quisiera decirles a los jóvenes que no se olviden de la historia”.

Daniela Ruiz, de 7 colores Diversidad, que marchó con Línea Histórica, manifiesta sobre el artivismo que se lleva a cabo en la jornada: “Estamos mostrando nuestro arte travesti trans porque eso también es hacer nuestra resistencia”. También, cobra relevancia la presencia de las travesti-trans históricas: aquellas que tienen más de 40 años son sobrevivientes de un cis-tema de exclusión cruel e inhumano.

“¡Ni un ajuste más, ni un derechos menos!”
“Años atrás nadie se atrevía en un medio público a burlarse de nuestra identidad o nuestras orientaciones sexuales”, dice Paula Arraigada, referente de La Nelly Omar y secretaria de Diversidad del PJ porteño sobre lo simbólico, que se diferencia de lsa conquistas como el Matrimonio Igualitario, la Ley de Identidad de Género o el Cupo Laboral Travesti-trans.

“Nosotras sabemos cuál es la libertad que proponen (desde LLA) --continúa Paula-- es la de volver de nuevo al calabozo, es no poder salir al umbral de tu puerta porque la policía nos lleva puestas".

Carlos Álvarez, desde la agrupación Afro Xango y desde el colectivo de Afros LGBT+ agrega: “La avanzada de la ultraderecha trajo también sectores religiosos (evangelistas y pentecostales) que tienen una postura excluyente y violenta contra nuestras religiones de matriz afro y corporalidad". Marcha junto a su esposo Martín Canevaro, activista de 100% Diversidad y Derechos, y sus hijas Alisha y Zoe. “La masividad de la marcha es la ratificación de que a 40 años de democracia la sociedad argentina sigue abrazando las ideas de igualdad y diversidad”, dice Martín.

Lucas Gutiérrez, activista, periodista, puto y persona viviendo con VIH, acotó: “Esta marcha es particular porque ante la posibilidad de un gobierno fascista nuestra presencia en las calles es una respuesta política”. Muches de sus amigues destacaron también la presencia de las Madres-Línea Fundadora, "una unión que hace la fuerza frente a la avanzada contra todos los derechos humanos".

¿Qué es lo político? Que en una esquina une niñe tenga puestas unas antenitas y unas alas de amorosa mariposa. Que unos pasos más adelante, una carroza con consignas por los derechos de les trabajadores sexuales contenga a cuatro cupidas que intentan armar voluntariosamente un cartel que dice "¿Te querés casar conmigo?".Que haya un sí. Todo eso.

“A 40 años de democracia comprendamos que no existe democracia posible sin la comunidad LGBTIQ+", dijo Manu Mireles, marica migrante, activista LGTBIQ+ y cofundadora y secretaria de Mocha Celis. “Es incompatible ser de derecha y estar a favor de la comunidad LGBTIQ+”.

Leonor Cruz, secretaria de Género y Diversidades de CTA Autónoma también ratificó la necesidad de una reparación histórica, entre otras consignas. “Consideramos que es clave poner la voz y el cuerpo en estos momentos tan decisivos para el futuro de nuestro país”, reflexiona.

No da todo lo mismo
Entre las personalidades reconocidas por la COMO se incluye al diputado nacional electo Estaban Paulón; a Myriam Bregman, única en mencionar en el debate presidencial a la diversidad, y a la artista Natalia Oreiro, por su apoyo a la comunidad en Argentina, Uruguay y el mundo, entre otros.

En tanto, se abucheó con eufórico, orgulloso y fulminante grito a La Libertad Avanza, a Victoria Villarruel y Javier Milei “porque son pro-dictadura, niegan el genocidio y a les 30.400. Porque están en contra del Matrimonio Igualitario, de la Ley de Identidad de Género, de la ESI y porque votaron en contra de la Ley de vih”.

También recibieron lo propio la periodista Claudia Peiró, “por la discriminación hacia la comunidad LGBT+ que expresa en cada nota” y miembros de la gestión actual del INADI y del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad.

A dos semanas del balotaje que decidirá el rumbo político, económico, social y cultural de nuestro país, la Comisión Organizadora leyó un comunicado sobre las elecciones. “Javier Milei y su partido, La Libertad Avanza, son una clara amenaza para nuestra comunidad con sus discursos de odio, discriminación y violencia hacia las personas LGBT+”, dice el comunicado que finaliza diciendo que “el 19 de noviembre nuestra cita con la historia tiene una sola opción. ¡La opción es Massa! ¡Votemos a Massa!”.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email