Periodistas macristas piden que Roberto Navarro vaya preso por reclamar que terminen con su discurso de odio 

Más Por El Destape
navarro-destape

En medio de un fuerte crecimiento de hechos violentos contra políticos y personajes públicos, Navarro reclamó al Estado que haga algo para frenar el accionar de los periodistas que impulsan la violencia. La respuesta fueron denuncias penales de Eduardo Feinmann y la abogada de Luis Majul con penas de cárcel de hasta seis años. 

La operadora macrista Silvina Martínez, que representa a Luis Majul, y el periodista Eduardo Feinmann presentaron dos denuncias judiciales contra Roberto Navarro por supuesta "incitación a la violencia" luego de un editorial en el que el director de El Destape y El Destape Radio pidió que el Estado intervenga para frenar los discursos de odio que desde los medios ligados a la oposición generan violencia en la sociedad. 

El reclamo de Navarro está en línea con los esfuerzos que se realizan en múltiples países ante el recrudecimiento de los discursos de odio en los medios y sus consecuencias en la vida cotidiana. Un caso que tuvo gran notoriedad fue el que realizó antes de abandonar su puesto la ex premier alemana Angela Merkel. 

En los últimos meses el discurso de odio creció de manera potencial en los medios: Jorge Lanata, Luis Majul, Eduardo Feinmann, Alfredo Leuco, Jonatan Viale, Viviana Canosa y otros comenzaron con relatos descalificatorios, insultos, agravios e incitación a la violencia. En estos meses también crecieron los escraches públicos, en muchos casos, utilizando el lenguaje tomado de la TV. Lo que hacen los medios es pasar esos escraches y festejarlos, alimentando así un circuito violento. 

Qué dijo Roberto Navarro 
En su comentario del pasado lunes durante el pase con Roberto Caballero en El Destape Radio, Roberto Navarro pidió la intervención de los organismos del Estado para frenar los discursos de odio que propalan los periodistas vinculados al macrismo y a los sectores más reaccionarios de la oposición. 

"Los canales no informan, generan odio e insultan. Y no hay forma que luego no aumente la violencia. Son los Viale, los Majul, los Lanata, los Feinmann. Son los que generan violencia y pasan al aire los escraches. Son tipos que tienen el poder de demonizar", sostuvo Navarro y agregó: "El Estado tiene que cuidarlos para que no se despierte la violencia contra ellos. Hay que intervenir para que no empiece un odio contra odio". 

El comentario de Navarro se dio en el marco de una seguidilla de escraches contra políticos, periodistas y referentes de la cultura que se viralizaron en las redes sociales y que luego se pusieron al aire en los canales alineados con la oposición. Sergio Massa en su asunción como ministro de Economía, Pablo Echarri a la salida de un teatro y Diego Brancatelli en la vía pública fueron algunos de los recientes escraches que fueron multiplicados al aire por canales de TV y periodistas ultra opositores. 

"Algo hay que hacer para frenarlos que están generando estos niveles de violencia. Cualquier día un loco puede matar a alguien porque la gente consume odio todos los días", advirtió Navarro.  

Las presentaciones de Martínez y Feinmann recayeron en los Juzgados Criminal y Correccional Federal 5 y 8 de Comodoro Py bajo  la figura de "Incitación a la violencia colectiva" que está conformada en el Artículo 149 del Código Penal y tiene una pena de entre 3 y 6 años de prisión.  

La reacción opositora
Rápidamente, sectores ligados al macrismo arremetieron contra el director de El Destape y a través de diversas entidades que nuclean a empresas periodísticas atacaron a Navarro. Desde la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas( Adepa) y la Fundación LED (que dirige la ex diputada híper macrista Silvana Giúdice) dispararon contra el periodista. 

Al unísono se sumaron varios dirigentes de Juntos por el Cambio con Patricia Bullrich y Alfredo Cornejo a la cabeza quienes se "solidarizaron" con los periodistas mencionados por Navarro. 

Solidaridad
Por otra parte, se multiplicaron las muestras de solidaridad ante la embestida judicial encabezada por Feinmann y Silvina Martínez. Numerosos dirigentes y periodistas publicaron su repudio a las denuncias contra Navarro y expresaron su respaldo al director de El Destape. Durante todo el día el hasta #Fuerzanavarro fue primera tendencia nacional y llegó a ser número dos mundial.

Te puede interesar