Ni efectivo ni tarjeta, QR: cuánto creció esta forma de pago

pagar-QR

Por iProfesional

Desde el inicio del esquema pleno de la interoperabilidad de QR que impulsó el Banco Central y los principales actores del ecosistema a través de Transferencias 3.0, los pagos electrónicos que se hacen desde esta vía se incrementaron de manera considerable en la Argentina de la mano de los usuarios, que demostraron una evidente intención de uso futuro de este tipo de tecnología que llegó para quedarse.

"Mientras el efectivo registra un gran porcentaje de abandono, vemos que las transacciones para QR tarjetas, la variación interanual de junio 21/22 es de 574% y para QR transferencias es de 125%",  revelan a iProfesional desde Fiserv, compañia líder en el procesamiento de pagos y de tecnología de servicios financieros y por cuyos dispositivos PosNet y Clover se realizan a diario miles de operaciones entre comerciantes y clientes de las más de 30 billeteras que su sistema acepta.

No se debe perder de vista que la pandemia incentivó nuevos hábitos en los consumidores y aceleró la adopción de los sistemas de cobros digitales para buscar alternativas frente a las limitaciones de compra y venta en el confinamiento.

"Si bien la digitalización de la economía ya empezaba a verse, este contexto impulsó una aceleración en la adopción de métodos y medios de pago que evitan el contacto lo máximo posible, como el caso del ecommerce para el mundo digital, y las tarjetas contactless o los pagos QR para el mundo físico", agregan desde Fiserv.

Pagos electrónicos: qué ventajas que ofrece el QR.

La transformación llegó como respuesta a los cambios demandados por el mercado y la industria, que necesitaban (de manera apremiante) accesibilidad, agilidad y simplificación de los procesos para continuar operando.

En este contexto, el QR, junto con las billeteras virtuales, adquieren cada vez más importancia gracias a ser herramientas versátiles, seguras e inmediatas, tanto en el segmento de los usuarios como en el de comercios. 

"Si miramos los medios de pago que se incorporaron en este último tiempo, el QR es uno de los que gana ampliamente en porcentajes enormes de transacciones en términos de tarjeta y trasferencias. Entre las ventajas que ofrece esta modalidad, operando con Fiserv, se destacan:

QR interoperable: un mismo código es apto para todas las billeteras virtuales, sin importar cuál elija el cliente para pagar, tal como indican los estándares del BCRA para que las billeteras puedan operar con transferencias.

QR dinámico: en las terminales PosNet y Clover se despliega un código único por transacción, lo que garantiza máxima seguridad en la operación.

De cara al comercio, además de contar con pluralidad en métodos de pago en su comercio, si el pago es con Dinero en Cuenta (Transferencias 3.0) dispone inmediatamente de sus ventas en su cuenta bancaria y sin costo adicional.

Los aranceles y plazos de pago de QR tarjetas son los mismos que el comercio tiene para pagos con tarjetas de crédito o débito. 

"El año pasado sólo aceptábamos pagos QR con muy pocas billeteras virtuales y hoy aceptamos más de 30 pero, tal vez, este no sea un dato que el comercio sepa, y va más allá de la terminal o el procesador de pagos que utilice cada uno en su negocio", agregan desde Fiserv.

¿Cómo los QR favorecen la inclusión financiera? 

Hay un gran porcentaje de conocimiento sobre cómo se utilizan las billeteras virtuales y para qué sirven, pero aún se desconoce lo que significa Transferencias 3.0, y las implicancias y beneficios que obtiene el consumidor gracias a esta normativa del BCRA.

"Este tipo de soluciones buscan una mayor inclusión para aquellos sectores que no utilizan aún servicios financieros, facilitando la gestión de las finanzas personales sin importar la edad, el nivel de bancarización o la ubicación geográfica, utilizando solamente un celular para realizar una transferencia, que actualmente es el método de pago más accesible e instantáneo del mercado", subrayan desde Fiserv.

 El ecosistema de Fiserv permite a los usuarios mantener los descuentos de su banco, mientras que los comercios reciben los cobros en los mismos términos que las tarjetas
 

Además, los especialistas destacan la posibilidad de que los vendedores y comercios puedan recibir un pago, más allá de cobrar con tarjeta física/presente, por ejemplo.

En suma, este tipo de tecnologías genera inclusión y promueve una mayor unificación financiera para el mercado local, promoviendo acciones que impulsan el desarrollo del comercio electrónico en Argentina y en la región, fomentando la trazabilidad y mejores soluciones para el cliente.

"A nivel industria, aún debemos seguir impulsando este cambio cultural y los beneficios que los pagos electrónicos promueven. Tenemos el contexto a nuestro favor: Argentina es el país latinoamericano que más adoptó a las billeteras digitales para pagar bienes servicios", concluyen desde Fiserv.

Te puede interesar